El Ayuntamiento protegerá el empleo que crean las empresas sociales

Los concejales socialistas Arturo Ferreras y Arturo Santos.

El grupo socialista propone apartar una serie de contratos para que los presten las empresas de economía social. Este tipo de sociedades prestan ahora cuatro servicios por dos millones de euros, y crean 94 puestos de trabajo.

El Ayuntamiento de Salamanca adaptará su normativa para reservar una parte de sus contratos a las empresas de economía social, aquellas que además de prestar servicios trabajan por la inserción laboral o social de sus empleados, pertenecientes a colectivos desfavorecidos. En la actualidad, el municipio mantiene contratos con cuatro de estas entidades por valor de unos dos millones de euros y que sirven para crear 94 puestos de trabajo. Y el objetivo es priorizar la colaboración con este tipo de empresas.

 

La propuesta es del grupo socialista y su concejal, Arturo Santos, ha defendido la idoneidad de esta medida porque este tipo de entidades no sólo crea empleo, sino que hacen una labor social paralela y además han mantenido bien durante la crisis su oferta laboral. Además, prestan los servicios que se les contratan de manera satisfactoria.

 

El problema es que, por norma, no se puede conceder a estas empresas ventajas a la hora de concurrir a contratos. Ha ocurrido hace sólo unos días con la renovación del contrato de la comida a domicilio, que proporciona la empresa Algo Nuevo, idea del conocido párroco de Buenos Aires, que obtiene de este contrato los fondos necesarios para llevar a cabo su labor: la inserción de personas desfavorecida. Además, presta el servicio municipal. Sin embargo, de haber concurrido otra empresa a este contrato, hubiera tenido dificultades para renovarlo de haber competencia.

 

Para resolver este problema, el Ayuntamiento hará una reserva de contratos para empresas de inserción. Serán un número y cuantía limitados al año, pero se hará a partir de un acuerdo con este tipo de empresas tras consultar qué tipo de servicios pueden proporcionar. A partir de ahí, se apartarán contratos para concederlos a este tipo de empresas en virtud de criterios sociales, no sólo por la oferta económica más baja como rige para el resto. Actualmente son cuatro por dos millones de euros, pero no se descarta que se puedan hacer más.

Noticias relacionadas