El ayuntamiento propone ser el altavoz de los artesanos y vincular esta tradición al turismo

(Foto: I. Calle)
Ver album

La Plaza de Los Bandos acoge la edición número 16 de la Feria de Artesanía hasta el 5 de mayo con un sector que sabe adaptarse a las situaciones complicadas de la actualidad.

La artesanía ha llegado una vez más a Salamanca de la mano de los profesionales de este sector en el marco de la edición número 16 del certamen nacional de Artesanía que se celebrará en la Plaza de los Bandos hasta el próximo 5 de mayo.

 

Esta feria ofrece una buena oportunidad para conocer las últimas creaciones de un sector que suma al patrimonio cultural común de sus trabajos las nuevas técnicas y diseño apoyados todos ellos en materias naturales.

 

A la inauguración de este certamen acudió el teniente de Alcalde, Enrique Sánchez Guijo, quien reconoció el carácter y la importancia de esta feria, al tiempo que recordó que el ayuntamiento será la voz de los artesanos e intentará que sea un elemento de atractivo turístico.

 

"Estamos intentado poner en orden el apoyo institucional a este sector muy importante por su gran tradición y hay previsión para llegar a un acuerdo con los expositores con una oferta a cada una de ellos, con unas relaciones que son satisfactorias", dijo.

 

Guijo también argumentó que la artesanía merece "el apoyo que le podamos dar y no valen los recortes porque hay cosas que a ellos les cuestan dinero y el ayuntamiento puede hacer con facilidad. Para ello hace falta infraestructura, pero trabajaremos mucho en la difusión con todos los mecanismos posibles y ser el altavoz de los artesanos y vincular esta actividad al turismo", apuntó.

 

En Salamanca, la artesanía "tiene mucha tradición detrás y no podemos ser ajenos a ello", conluyó el teniente de Alcalde del ayuntamiento.

 

Por su parte, el presidente de la Federación de Organizaciones Artesanas de castilla y León, José Carlos González Villa, destacó el apoyo institucional y que la empresa artesana "se sabe ajustar a este tipo de crisis. Sufrimos, pero nos vamos acomodando", reconoció.

 

En cuanto a esta feria, "es una de las más importantes porque mueve mucho el turismo y hay todo tipo de precios y productos con piezas de cinco euros y de 5.000 euros sin perder calidad".

 

No hay que olvidar que este certamen cuenta con 33 stands, "cifra ideal para tampoco saturar a los visitantes y turistas".