El Ayuntamiento pretende cambiar el contrato de La Aldehuela con las obras terminadas

Pista de tiro con arco, con su cubierta.

El equipo de Gobierno lleva a una comisión extraordinaria de Contratación una propuesta para modificar en el contrato de La Aldehuela. Pretende cambiar lo contratado con la empresa constructora cuando las obras están totalmente terminadas. 

El equipo de Gobierno del PP pretende cambiar, a una semana de finalizar el año, por vía de urgencia y con las obras termiandas, el contrato con el que se han hecho las obras de reforma de la Ciudad Deportiva de La Aldehuela, un movimiento de última hora que puede tener que ver con las diferencias que existirían entre lo previsto y lo que se ha hecho. De momento, y según ha podido saber TRIBUNA, se ha convocado una comisión informativa extraordinaria de Contratación para este miércoles por la mañana.

 

La comisión ha sido convocada con premura y, de momento, los grupos municipales lo único que saben es que la documentación recibida tiene que ver con la justificación de unidades de obra, es decir, con lo que se ha ejecutado en la reforma de La Aldehuela que costará en los próximos años más de 17 millones de euros, más otros 12 del canon a la empresa constructora por ocuparse también de la explotación del recinto. El contrato de la obra se firmó a finales de 2014, aunque se adjució a la empresa San José cinco meses antes; esta demora impidió que todas sus instalaciones estuvieran abiertas el pasado verano como se había prometido.

 

Lo llamativo es que las obras están terminadas desde el 1 de noviembre, hace casi dos meses, pese a lo cual no se ha abierto al público el renovado complejo deportivo. Precisamente faltaría la recepción de la obra, el trámite en el que se comprueba que lo que se ha hecho se ajusta al proyecto y a lo contratado, para lo cual se emiten las certificaciones de obra. Y justo ahora llega esta comisión informativa para modificar el contrato, con la obra totalmente terminada y en fase de recepción.

 

Según ha podido saber TRIBUNA, podrían existir problemas con las certificaciones por problemas entre lo que está contratado y previsto y lo que se ha ejecutado: las unidades de obra previstas en el proyecto no se ajustarían a lo ejecutado. Esto es lo que el equipo de Gobierno trataría de justificar al entender que lo que se ha hecho permite dar por cumplido el contrato.