El Ayuntamiento pide aprobación para un festival artístico después de haberlo presentado

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en la presentación del plan de regeneración urbana.

El equipo de Gobierno presenta a la oposición el proyecto del Festival Luz y Vanguardias quince días después de presentarlo a bombo y platillo sin haber consultado a la corporación. 

El equipo de Gobierno ha dado a conocer esta mañana a los grupos de la oposición la propuesta para acoger un festival artístico de creaciones luminosas, el Festival Luz y Vanguardias. Lo ha hecho más de dos semanas después de haber presentado el citado festival en una rueda de prensa el día 18 de marzo en la que el propio alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, dio por hecho el acuerdo con el promotor del festival para celebrarlo en Salamanca este mismo verano.

 

De hecho, en la citada rueda de prensa se ofrecieron numerosos detalles sobre el evento, que se va a celebrar del 16 al 19 de junio, que utilizará la fachada de varios monumentos de la ciudad para proyectar creaciones artísticas a base de iluminación que llevarán a cabo artistas seleccionados por un comisario; el certamen tendrá premios que se darán a partir de las deliberaciones de un jurado y también con las votaciones populares. Sin embargo, nada de todo esto se había sometido a la aprobación o conocimiento de la corporación.

 

Este lunes se ha presentado para aprobación el convenio de colaboración entre la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes y Estudio de Comunicación S.A. para la realización del Festival Luz y Vanguardias. Ganemos Salamanca ha criticado duramente la forma de actuar del Grupo Popular, que ya el día 18 de marzo anunció a la prensa la celebración de este evento sin esperar a que la Comisión Ejecutiva de la fundación tuviera conocimiento del mismo y diera su aprobación. De hecho, se da por descontado y la propia empresa ya hace publicidad del evento en las redes sociales y en su propia web.

 

La clave es que el equipo de Gobierno ha decidido que el convenio para celebrar el festival se haga entre la empresa promotora y la fundación municipal de cultura, no desde el Ayuntamiento de Salamanca directamente. De esta manera, se evita tener que consultar y ganarse la aprobación del resto de grupos, y lo hace por vía ejecutiva en la fundación, donde tiene más libertad de movimientos.

 

Ganemos Salamanca se ha abstenido en la votación por entender que el Grupo Popular tiene la obligación de someter sus decisiones a los órganos que para ello están constituidos y debe dejar de actuar con la prepotencia que le han dado sus 20 años de mayoría absoluta. En  el convenio se desgranan los compromisos tanto por parte de la fundación como por parte de Estudio de Comunicación sin hacerse referencia al coste económico que conllevará la actividad. Según sus promotores y el Ayuntamiento, no habrá aportación económica municipal y el festival se financiará con patrocinadores privados.