El Ayuntamiento optó por ampliar la zona azul para no pagar 50.000 euros a la concesionaria

La empresa concesionaria demandó al Ayuntamiento una compensación o reducir el canon por la pérdida de las plazas en explotación marcadas en el contrato; el consistorio optó por concederle más calles de zona azul y verde para compensar la merma de ganancia económica.

La decisión del Ayuntamiento de Salamanca de ampliar la zona azul y verde a 14 nuevas calles de los barrios de Labradores y San Cristóbal ha estado forzada por la reclamación que la empresa concesionaria de la ORA remitió al consistorio, y en la que le pedía una compensación de cerca de 50.000 euros ante la pérdida efectiva de plazas en explotación. Así se desprende de los documentos a los que este medio ha tenido acceso y en los que se documenta la exigencia de la empresa que gestiona el estacionamiento en las calles de la capital.

 

El pasado día 14 de mayo, el registro del Ayuntamiento de Salamanca recepcionó un escrito de la empresa EYSA, la concesionaria de la gestión de la ORA en la capital. En el documento se relata la merma en el número de plazas de aparcamiento de la zona azul y verde en la capital, producto de los últimos procesos de peatonalización como el de Azafranal, acometidos en la primera mitad de este año. La empresa califica esta pérdida del número de plazas en explotación como "definitiva" y esgrime que las disponibles a fecha de la reclamación son inferiores a las que marca el contrato de explotación.

 

El contrato, con fecha de 16 de marzo de 2010, se firmó sobre la base de conceder la explotación del pago de 2.794 plazas de aparcamiento en zona azul; la empresa paga un canon de 981.762,12 euros al año, para un total de algo más de 13 millones de euros en los diez años del contrato.

 

A raíz de las últimas peatonalizaciones y ajustes en las zonas de aparcamiento, la concesionaria había perdido algo más de 200 plazas y los ingresos consiguientes. Por este motivo, en el documento presentado en el Ayuntamiento la empresa reclama 49.892,94 euros en concepto de compensación por la merma en las plazas en explotación o una reducción del canon anual que paga al consistorio.

 

Ante esta situación, el Ayuntamiento decide el pasado 24 de octubre de 2013 comunicar a la empresa la ampliación de la zona azul y verde a 14 nuevas calles, por un total aproximado de 250 plazas, para un total de 2.808 plazas en explotación. El número, ligeramente superior al que marca el pliego del contrato firmado en 2010, atiende a la compensación por la mayor rotación de las plazas suprimidas con respecto a las que ahora se conceden. En próximas fechas, varias calles próximas a la calle el Grillo, por un lado, y a la zona de Padre Cámara, por otro, se regirán por la regulación de la zona azul y verde.

 

Esta decisión supone que son los vecinos de las calles afectadas por esta ampliación, no prevista inicialmente, serán los que sufraguen el coste de la compensación que solicitaba la empresa concesionaria, ya que será allí donde, en buena parte, obtenga los ingresos por explotación que le faltaban con la peatonalización. La otra alternativa, que el Ayuntamiento rebajara el canon, hubiera evitado cargar sobre estos vecinos este nuevo coste.