El Ayuntamiento, obligado a readmitir al ex arquitecto y a pagarle las nóminas atrasadas

Futura actuación. El Consistorio ya ha anunciado que recurrirá una sentencia que el alcalde tacha de “injusta pues los errores que cometió están probados”
LORENA LAGO

Exultante. Así se encuentra el ex arquitecto municipal de La Alberca, José Javier López, tras conocer la sentencia que reconoce su despido como improcedente y obliga al Consistorio a readmitirlo en su puesto, además de a pagarle las nóminas atrasadas que le corresponden y que ascienden a un total de casi 8.000 euros.

El fallo, que se dio a conocer ayer, considera que el despido ejecutado por el Ayuntamiento es improcedente, y por lo tanto, el trabajador tiene el derecho de volver a su puesto. Esta sentencia, además, deberá ser ejecutada casi de forma inmediata, pues el Consistorio tiene desde que se da a conocer la decisión un periodo de cinco días para recurrir o, en caso contrario, devolver al ex empleado el puesto que hasta ahora desempeñaba.

El primer edil del Consistorio, Santiago Martín, manifestaba ayer su profundo malestar pues, según considera “no se ha hecho Justicia”. Martín mostraba su indignación pues “este señor ha hecho mucho daño a La Alberca, si eso resulta que no es falta grave, que venga Dios y lo vea”. A este respecto, el alcalde insiste en que “yo sí considero que los hechos están suficientemente probados. Se ha demostrado claramente su incompetencia, como lo demuestra todas las obras que estamos volviendo a hacer y es injusto que se haya tomado partido por él”. En este sentido, Santiago Martín cargó las tintas también contra la oposición, a la que tachó de “mentir y ponerse del lado de un trabajador en contra del que estaban al principio. Me indigna que los concejales de la oposición hagan cualquier cosa por llegar al equipo de Gobierno, cualquier cosa menos velar por los intereses de este pueblo. Espero que el arquitecto le agradezca a la oposición todo lo que han hecho por él”.

Despido disciplinario
En cuanto al motivo por el cual el Consistorio optó por la apertura de un despido disciplinario para motivar el despido del ex arquitecto, Santiago Martín matiza. “Consideramos que ésta era la mejor de las soluciones para el Consistorio, porque era la que menos dinero costaba al Ayuntamiento, en caso contrario habríamos optado por un despido simple, indemnizando al arquitecto con la cantidad que le correspondiera”.

Sobre si se va a recurrir o no la sentencia, el primer edil lo tiene claro. “Por supuesto que recurriremos. Intuíamos que esto podía pasar porque es común que en un juicio laboral el juez se ponga de parte del trabajador, pero no por ello nos vamos a dar por vencidos porque consideramos justo lo que estamos defendiendo”.