El Ayuntamiento, obligado a anular la visita de Mañueco a las obras de La Aldehuela

El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, en una visita a una obra. Foto: Alba Villar

Suspende la visita a la ciudad deportiva que el propio alcalde había anunciado este lunes. El acto, con tintes electorales, se habría saltado la prohibición de inaugurar o visitar obras que entraba en vigor hoy mismo. Las prisas en La Aldehuela generan malestar entre empresa y técnicos.

La publicación esta mañana del decreto por el que se convocan las elecciones municipales ha dado al traste con los planes de Fernández Mañueco de visitar una nueva obra en su calendario de actos preelectorales. Tal y como anunció él mismo este lunes en un acto en las obras del parque de La Alamedilla, tenía previsto acudir esta mañana al complejo deportivo para visitar las obras. A tal efecto, los medios de comunicación estaban convocados a las 11.00 horas. Sin embargo, hace unos minutos el departamento de prensa del Ayuntamiento de Salamanca ha mandado una escueta nota en la que suspendía la cita.

 

Aunque en la citada nota no se especifican los motivos, la decisión tiene que ver con un hecho concreto: la entrada en vigor del decreto de convocatoria de las elecciones municipales. Publicado esta mañana en el BOE, supone la prohibición de todo tipo de actos de sesgo electoral y, más concretamente, de los denominados 'cortes de cinta', inauguraciones y visitas a obras, incluso las no acabadas, que constituyen un acto encubierto de propagando electoral. Con su presencia en La Aldehuela, Fernández Mañueco habría incurrido en una falta que le podría haber supuesto una sanción por parte de la Junta Electoral. De hecho, el PSOE ya había anunciado su intención de denunciar toda visita a obras que se produjera a partir de hoy.

 

El pasado viernes el Consejo de Ministros especificó los términos de la convocatoria de las elecciones. De acuerdo con los plazos previstos, el procedimiento aprobado contemplaba expedir el decreto este lunes para que fuera publicado en el BOE hoy, martes, entrando en vigor inmediatamente con todas sus consecuencias para la limitación de actos electorales, que tendrán que esperar ya a la campaña de los últimos quince días. De este modo, instituciones y cargos públicos han llenado sus agendas en los últimos días de inauguraciones y visitas conscientes de que, a partir de este martes, no iban a ser posibles; incluso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, celebró este lunes tres actos. No fue así en el caso de Fernández Mañueco.

 

El alcalde, que hace semanas que sigue una apretada agenda de visitas a obras, anuncio de proyectos y estreno de algunas actuaciones, había previsto seguir con este periplo este mismo martes a pesar de que este tipo de actos dejan de estar autorizados hoy mismo, algo anunciado y previsto.

 

El escenario elegido es una de las obras que más retraso acumulan, las de la ciudad deportiva de La Aldehuela. El recinto lleva cerca de cuatro años cerrado por culpa de los problemas con las empresas adjudicatarias. El último, con la constructora escogida por el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco el pasado verano y que tenía que haber terminado las obras para reabrir parte de la instalación. A ello se comprometió el alcalde, que llegó a decir que tras el verano, en septiember, estarían abiertas al público.

 

 

'MOTÍN' DE TÉCNICOS Y EMPRESA

 

No fue así y los problemas de la concesionaria retrasaron el reinicio de las obras hasta hace unas semanas. A pesar de ello, el Ayuntamiento ha demostrado un gran empeño en conseguir que los trabajos avanzaran con el objetivo de poder mostrar la ciudad deportiva como un objetivo conseguido porque se trata de uno de los proyectos de más envergadura de los últimos años y ha sido fuente de repetidos fracasos en la gestión. Detrás de este objetivo está la alta velocidad de las obras en las últimas semanas, que se explicaría por las prisas que el equipo de Gobierno le ha metido a la empresa concesionaria.

 

Esto ha generado cierto malestar no solo entre la constructora, sino también entre los técnicos municipales. Según fuentes consultadas por TRIBUNA, el Ayuntamiento ha urgido a la empresa a acelerar los trabajos en recintos como el de la pista cubierta de atletismo y, en general, con todo el recinto con el objetivo de inaugurar cuanto antes. Sin embargo, esto no sería posible porque la empresa habría pedido tres semanas de prórroga ante la falta de tiempo.

 

Las prisas también han generado un desecuentro con los propios técnicos del Ayuntamiento de Salamanca, hasta el punto de que habría recomendado un mayor control en la ejecución de la obra para asegurar que, cuando se finalice, esté terminada con todas las garantías. En este sentido, los técnicos habría rechazado firmar actas de recepción de algunas de las actuaciones.

Noticias relacionadas