El Ayuntamiento nombra 'Antonio Romo' y 'Silvestre Sánchez' a dos nuevas calles

El Consistorio ha colocado las placas en ambas vías que han visitado esta mañana el alcalde Julián Lanzarote, acompañado del sacerdote y el empresario
El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, acompañado del sacerdote y el empresario salmantino, ambos Medallas de Oro de la Ciudad, han visitado las calles con las placas que se han colocado en los extremos de las dos vías. Cabe recordar que con la urbanización de esta zona, que ha permitido abrir Ciudad Jardín a la carretera de Valladolid, el Ayuntamiento de Salamanca ha dado respuesta a una de las peticiones históricas de comunicación de los vecinos de este barrio del norte de la ciudad.

Antonio Romo Pedraz se ordenó sacerdote el 29 de marzo de 1964 y desde entonces ejerció su ministerio como párroco en San Morales, misionero en Madrid, formador en el Seminario de Calatrava, Capellán en el Hospital Virgen de la Vega, Consiliario de A.C. Junior y párroco de los barrios salmantinos de Ciudad Jardín y Puente Ladrillo desde 1990.

Los que le conocen, destacan que Antonio Romo es un ejemplo de humildad, de bondad total. Su labor solidaria y entrega a los demás le hizo merecedor en 2001 de la Medalla de Oro de la Ciudad.

Por su parte, Silvestre Sánchez Sierra nació el 10 de febrero de 1937 en Aldearrodrigo, un pequeño pueblo de la provincia de Salamanca. Es el cuarto de seis hermanos de una familia humilde. Autodidacta y conocedor desde muy pequeño del valor del esfuerzo, perfeccionó individualmente sus conocimientos hasta presentarse y aprobar las oposiciones a la Policía Nacional. Las ganas de situarse y ayudar a su familia, le alientan para multiplicar las horas de cada jornada y compagina sus labores en la Policía con otros trabajos hasta cumplir el sueño de crear su propio negocio. Hoy da trabajo en la hostelería a más de 500 empleados. Recibió la Medalla de Oro de la Ciudad en 2009.