El Ayuntamiento no subirá las Ordenanzas Fiscales para 2011

Congelación impositiva. Tampoco aumentará el porcentaje anual del ÍPC.
Luis Ibáñez
La Comisión Mixta de Participación Ciudadana se reunió en la tarde de ayer en la sala de concejales del Ayuntamiento de Béjar. En la reunión, el Equipo de Gobierno ratificó el incremento cero de las Ordenanzas Fiscales previstas para 2011.

De esta manera, la propuesta municipal, respecto a las tasas dependientes de manera directa del Consistorio no sufrirán variación alguna con respecto a las cuantías de 2010. Ni siquiera se aumentará el porcentaje anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) por segundo año consecutivo, renunciando a la incorporación de esta proporción, con lo que los bejaranos pagarán lo mismo que el año pasado por los mismos servicios.

Cipriano González Hernández, alcalde de Béjar, aseguró a TRIBUNA que, “en un ejercicio de responsabilidad y sensibilidad social, he decidido que con lo que pagan los ciudadanos ya es suficiente, y en consecuencia tendremos que tomar nuevas medidas de austeridad para compensar la falta de los ingresos que como consecuencia del no incremento se va a tener”. En cuanto a la tasa del agua, el primer edil ha manifestado que, tras una reunión mantenida con los máximos responsables de la empresa concesionaria, tampoco aumentará el recibo del suministro para el año que viene.

Asimismo, el regidor anunció el planteamiento además de una serie de mejoras en algunas ordenanzas que tienen que ver con la Escuela Municipal de Música, con precios especiales para los mayores; en las piscinas municipales, también con precios especiales para los empadronados en Béjar que saquen el bono de temporada; en las instalaciones deportivas, y en la tasa por el uso del nuevo servicio de la Cámara Oscura del torreón del Palacio Ducal. Por otro lado, también significó esas mejoras en las ordenanzas, “que no se tenían, pero que se cobraban igual, por el acceso a la finca renacentista de El Bosque y al Centro Municipal de Cultura San Francisco fuera de los horarios establecidos de visita, que ahora estarán legisladas”.

Finalmente, González Hernández declaró que esta congelación impositiva “es un ejemplo de que, gracias a que el equipo de Gobierno ha sido riguroso en sus inversiones, y por supuesto no está favoreciendo ningún gasto, o dispendio, como alguien a veces tiene la tentación de decir, más bien todo lo contrario; se están llevando a cabo las propuestas con las que nos presentamos en las elecciones municipales de 2007, y que están ahí, a la vista de la gente”.