El Ayuntamiento no rehabilitará la torre de los Anaya a pesar de su progresivo deterioro

La torre de Los Anaya.

El Ayuntamiento de Salamanca se limitará a pequeñas tareas de mantenimiento hasta que se diseñe un proyecto para dar utilidad al edificio. Presenta humedades en el sótano y dos zonas del tejado están en malas condiciones.

El Ayuntamiento de Salamanca ha renunciado a afrontar la rehabilitación inmediata de la torre de Los Anaya a pesar de que el equipo de Gobierno es conocedor de su progresivo deterioro y el mal estado que presenta su cubierta y las humedades del sótano. Una decisión que ha provocado las críticas del PSOE, que ha hecho responsable al equipo de Gobierno y a su concejal de Fomento de lo que pueda ocurrir.

 

La negativa ha llegado tras presentar el grupo socialista una moción para intervenir en la torre de los Anaya de manera urgente. La moción ha sido rechazada por el grupo popular a pesar de que el equipo de Gobierno es conocedor de la situación. Así lo ha dado a conocer el concejal socialista Joaquín Corona, que ha sido el encargado de plantear la propuesta y que ha desvelado que ha tenido ocasión de visitar la torre en compañía del diputado provincial socialista Manuel Ambrosio Sánchez y los concejales populares Julio López y Manuel García Carbayo. En su visita comprobaron que el sótano estaba inundado y que cuenta con bomba de achique para paliar las impotantes filtraciones y que dos de las cubiertas de las tres zonas en las que se distribuye el edificio tienen su estabilidad en peligro y que un invierno de lluvias podría ser catastrófico.

 

El concejal de Fomento, García Carbayo, ha reconocido esta situación pero ha defendido que no se va a proceder a su rehabilitación. El motivo, que no tiene un uso definido tras desalojar el anterior alcalde a la Universidad de Salamanca, que tenía allí la sede del instituto iberoamericano, y fallar los proyectos del museo del traje charro y el museo oriental. La falta de un proyecto concreto para dar uso a la torre ha bastado a Carballo para anunciar que el Ayuntamiento se limitará a reforzar el mantenimiento, pero con actuaciones de pequeña entidad, en palabras del concejal, a la espera de un mejor momento para afrontar un proyecto más ambicioso. Esto significa que no se harán contrataciones para trabajos de mayor entidad. El concejal ha reconocido que se hará "de la forma más económica posible y con los medios municipales". Medida que podría no ser suficiente para frenar el deterioro del edificio y evitar males mayores.

Noticias relacionadas