El Ayuntamiento no prevé tocar el proyecto para gastar 600.000 euros más en el parque de Garrido

Obras en el subterráneo del parque de Garrido.

Dice que lo someterá a decisión de los vecinos, pero anuncia en comisión que el proyecto y su coste son los mismos.

El Ayuntamiento de Salamanca va a buscar la complicidad de los vecinos de Garrido para dar cobertura a su decisión de sacar adelante el gasto de 600.000 euros más para la construcción del nuevo parque que, además, pasa de ser gratuito y pagado por la empresa que construye el parking subterráneo a costar dinero de las arcas municipales. Para ello, se ha escudado en la consulta a los vecinos para no dar explicaciones de sus planes dos meses después de que se supiera que pretende gastar esos cien millones de las antiguas pesetas en algo que no iba a costar un euro, cuando el proyecto original y el actual es casi idéntico.

 

Así lo ha explicado el equipo de Gobierno en las comisiones informativas de este martes, en las que el PSOE ha preguntado por la situación de este proyecto. Hay que recordar que hace justo dos meses que, por sorpresa, el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, dio a conocer el nuevo diseño del parque. No tenía nada de nuevo porque es casi idéntico al que se anunció mucho meses atrás, pero sí traía un cambio sustancial: un retraso de ocho meses y un sobrecoste de 600.000 euros.

 

Originalmente, el nuevo parque de Garrido lo iba a construir la empresa que se llevó la concesión para hacer el aparcamiento subterráneo, Santher. El nuevo parque no iba a tener, por tanto, coste para las arcas municipales y cuando se presentó en octubre de 2014 su presupuesto estaba calculado en cerca de 900.000 euros. Así se anunció en su día y las cifras las ha confirmado el alcalde este jueves.

 

Sin embargo, el día 12 de febrero el propio alcalde anunciaba un proyecto en el que el coste del parque es de 1,5 millones de euros. La diferencia es sustancial y el detalle del proyecto permite decir que las actuaciones previstas difieren muy poco: son 26 árboles más, una pista polideportiva, más zonas verdes y el cambio de sitio de la fuente lúdica, que ya estaba previsto hacer. Así que una obra aparentemente idéntica ha aumentado su coste un 40%. Con una diferencia fundamental: que ahora se va a pagar en parte con dinero público.

 

A pesar de que se le ha solicitado, el equipo de Gobierno no ha dado explicaciones sobre este cambio de proyecto y, especialmente, el aumento de coste. Con todo, el concejal de Contratación, Carlos García Carbayo, ha asegurado que se consultará a los vecinos, pero que el proyecto es el que presentó hace ahora dos meses con los datos económicos ya citados: 600.000 euros más por algo casi idéntico.