El Ayuntamiento 'lava la cara' a 17 barrios de Salamanca

Daniel Llanos (Foto: Tamara Navarro)

El Arrabal, Capuchinos, La Fontana, Hospital, Prosperidad, Santo Tomás y El Rollo serán algunos de los barrios en los que se reforzará el firme a partir de agosto.

 

Salamanca reforzará el firme en otras 17 calles de siete barrios de la ciudad tras haber actuado en casi 200 vías en los últimos cuatro años. 

 

Esta nueva operación, comenzará en agosto con un plazo de ejecución de dos meses y con prioridad para las vías con mayor volumen de tráfico.

 

La campaña comenzará a principios de agosto, al ser un mes en el que se produce un importante descenso de tráfico en la ciudad, y por tanto se causan menores molestias a los ciudadanos con este tipo de actuaciones.

 

Con el refuerzo de firme, el Ayuntamiento de Salamanca mejora el asfaltado de las calles de la ciudad que por el transcurso del tiempo y el tráfico que soportan se encuentran más deterioradas, de acuerdo con la propuesta que realizan los servicios técnicos municipales y las demandas de los salmantinos.

 

Daniel Llanos, Concejal de Obras, ha detallado que las obras de refuerzo de firme se realizarán este año en calles situadas en los barrios de El Arrabal, Capuchinos, Fontana (polígono industrial del Tormes), Hospital, Prosperidad, Santo Tomás y El Rollo. En concreto, se actuará en la avenida de Agustinos Recoletos y las calles Astorga, El Bierzo, La Cabrera y Valles Mineros, en Capuchinos; avenida de Las Artes y Río Carrión, Río Cea, Río Eresma, Río Órbigo, Río Tera y Río Ubierna, en Fontana; calle Teide, en El Arrabal: avenida de La Aldehuela, en Prosperidad y Santo Tomás; y la carrera de Aldealengua hasta el límite del término municipal de Salamanca, en El Rollo; y avenida del Doctor Gregorio Marañón y calle Donante de Sangre, en el Hospital. El asfalto de estas dos últimas vías mejorará el acceso al Hospital de Salamanca.

 

En estas 17 vías se adaptarán primero las tapas de registro y los sumideros a la nueva rasante, posteriormente se levantará el aglomerado en las zonas más deterioradas y se extenderá la nueva capa de rodadura para acabar con la aplicación de la pintura de la señalización horizontal.

 

En total se adaptarán a la nueva rasante 229 tapas de arquetas y 134 sumideros, y se extenderán más de 7.500 toneladas de aglomerados en 63.247,51 metros cuadrados, misma superficie que en las operaciones ordinarias de años anteriores.

 

En cuanto a la mejora en la señalización, se reforzará la pintura de 150 pasos de peatones y 370 símbolos viales en 56 calles de la ciudad.