El Ayuntamiento indemnizará a los empleados del autobús con un millón

Seis bajas. La empresa concesionaria asumirá el coste de las cuatro prejubilaciones y dos bajas incentivadas y el Ayuntamiento compensará después el adelanto del dinero. Ahorro.
A.R.L.

La reordenación del servicio público de transporte, en vigor desde el sábado, 1 de mayo, protagonizó la mitad del pleno municipal y alimentó un enfrentamiento más entre las dos formaciones políticas de la Corporación para que el Partido Popular respaldara la medida barruntada desde el verano pasado y contemplada en el Plan de Saneamiento aprobado en julio de 2008 y el PSOE rechazara la iniciativa por los efectos en los usuarios y en los trabajadores.

En esencia, la modificación conlleva que el servicio ordinario finalice una hora antes todos los días (sobre las 23.00 horas) para ajustar la oferta a la demanda, escasa en el último tramo de la jornada, argumento que defendió una vez más el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Fernando Rodríguez, con cifras. “La demanda en la última hora es del 3%, es decir, que de 13.216 viajeros posibles, utilizan este servicio 358”, anunció, al tiempo que reconoció que la reordenación permitirá equilibrar la aportación que permita sufragar el servicio. “La intención es que los ciudadanos cubran vía impuestos el 55% del coste, y que el 45% restante lo aporten los usuarios, y para alcanzar este reparto ahora, con los reajustes, conseguimos que sea un 60% y 40%”.

Mientras, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Fernando Pablos, contraatacó con la incidencia económica del reajuste al advertir que el Ayuntamiento asumirá el coste del despido de los trabajadores (cuatro prejubilaciones y dos bajas incentivadas), que exigirá un desembolso de más de un millón de euros, aunque Rodríguez puntualizó que la empresa concesionaria adelantará el dinero y luego se le compensará”.

El gerente de Salamanca de Transportes, Alfredo Ibáñez, confirma a este periódico que las indemnizaciones se pagarán en función del concepto: las bajas de un solo pago y las prejubilaciones paulatinamente, porque los afectados tienen más de 61 años. Cabe recordar que la empresa y los sindicatos (CCOO –fuerza mayoritaria–, UGT y USO) rebajaron la cifra propuesta en un primer momento de 19 empleados.

El sustancioso debate (que agotó los turnos de palabra) permitió conocer la evolución del servicio público de transporte en clave numérica, según los datos que facilitó el portavoz del equipo de Gobierno municipal. “Desde 2002 hasta la actualidad se ha producido un incremento del 45% en los vehículos, al pasar de 44 a 64 autobuses, mientras que se han aumentado los kilómetros recorridos un 53%, de 87 a 133 y la frecuencia media se ha reducido en siete minutos”, justificó Rodríguez.