El Ayuntamiento incumple la normativa regional en su convocatoria de plazas para la Policía Local

El concejal del área de Policía, Fernando Rodríguez, con el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández.

La convocatoria de seis plazas de la Policía Local puede ser ilegal: el Ayuntamiento ha utilizado sus propias bases cuando está obligado a ceñirse a las aprobadas hace unos días la Junta. El consistorio pretende pedir una prueba más de lo establecido. De ser así, se podrían impugnar las bases.

CIUDADANOS HA ADVERTIDO LA SITUACIÓN

 

El grupo municipal de Ciudadanos ya ha denunciado la situación y la ha puesto en conocimiento del equipo de Gobierno. Según su portavoz, Alejandro González, las bases establecidas no cumplen con lo marcado por la Junta pese a que el Ayuntamiento está obligado a ceñirse a las bases comunes. Al parecer, esta situación es conocida por el equipo de Gobierno, que considera que las normas de la Junta en esta materia son meras recomendaciones.

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado a conocer este viernes las bases para las seis nuevas plazas de Policía Local que ha decidido sacar a concurso, pero su desarrollo podría verse seriamente afectado por el incumplimiento del modelo de bases que ha aprobado recientemente la Junta de Castilla y León. El motivo fundamental, que el equipo de Gobierno ha establecido algunos requisitos diferentes, concretamente, tres exámenes de conocimientos para las plazas del turno libre cuando la normativa regional marca que tienen que ser dos.

 

Esto significa que el Ayuntamiento incumple la normativa autonómica recientemente aprobada y a la que está obligado a adecuarse. Y que los interesados en aspirar a alguna de las plazas podrían impugnar las bases del concurso si es que el Ayuntamiento no las cambia, ya que al poner un examen más de lo permitido establece una condición eliminatoria que puede variar mucho el resultado del concurso.

 

Las bases, que están colgadas en la web del Ayuntamiento de Salamanca y que se pubicaron este viernes en el BOP, deberán servir para el concurso libre para cubrir seis nuevas plazas, cuatro para el turno libre y otras dos para el turno de movilidad. En principio la oferta de plazas, que llevaba años paradas, iba a ser mayor; esta era una de las peticiones reiteradas de los sindicatos y de los grupos de la oposición, especialmente Ciudadanos. Sin embargo, al final se han quedado en seis por recomendación de la intervención. Todavía no están anunciadas las fechas para la puesta en marcha del proceso, pero podría sufrir algún contratiempo.

 

Las bases establecen los requisitos, el tribunal, las instancias y el desarrollo de las fases de concurso y de oposicón. Esto incluye, para la primera, los méritos y las pruebas físicas, y para la oposición el reconocimiento médico, las pruebas de aptitud física y psíquica y las pruebas de conocimientos. Es aquí donde puede surgir el problema. 

 

 

UN EXAMEN DE MÁS

 

Según las bases publicadas por el Ayuntamiento, los aspirantes a las plazas del turno libre deberán someterse a tres pruebas de conocimiento: un cuestionario tipo test, un supuesto práctico y un desarrollo de temas; el temario está compuesto por 40 temas, divididos en dos grupos, para los que se presenten al turno libre. Esta tercera prueba de desarollo de un tema iría en contra de lo que marca la normativa regional.

 

La Junta de Castilla y León aprobó hace solo unos días, el 7 de octubre, una orden por la que se aprueba el modelo de bases para las convocatorias de pruebas de acceso a la categoría de Agente de los Cuerpos de Policías Locales, "al que deberán adecuarse las convocatorias para acceder a la categoría de Agente de los Cuerpos de Policía Local de los ayuntamientos de Castilla y León". Es decir, que es obligatorio ceñirse a estas bases tipo comunes para todas las policías locales.

 

El nuevo modelo recoge las modificaciones legales referidas a la edad y a la estatura de los aspirantes, la posibilidad de reserva de plazas a militares profesionales y algunos cambios en prueba; y de manera específica se ha simplificado la prueba de conocimientos para aspirantes del turno libre, que consta ahora de un ejercicio de tipo test y un caso práctico. Es decir, que la tercera prueba que propone el Ayuntamiento, la de desarrollo de un tema a partir de un temario, no está contemplada y, por lo tanto, no es legal.

 

 

UN REQUISITO ELIMINATORIO

 

Este tipo de cambios aparentemente de detalle pueden decantar el resultado de una oposición para las cuatro plazas del turno libre, ya que la puntuación obtenida en el examen que se hace a partir de un temario cuenta mucho, porque el Ayuntamiento ha marcado que sea eliminatoria.

 

Además, en sus bases el Ayuntamiento de Salamanca introduce algunas otras variaciones con respecto a lo marcado por la Junta. Entre otras cosas, dará puntos por las medallas al mérito policial y mérito de la ciudad; en la norma regional solo se contempla valorar las medallas al mérito policial de Castilla y León. También se valora con algo más de puntuación la cualificación en socorrismo.