El Ayuntamiento implantará un plan para reducir el consumo energético y ahorrar más de 360.000 euros

Farola

El Consistorio contratará los servicios de una empresa de servicios energéticos, que se encargará de gestionar el consumo de 18 dependencias municipales

El Ayuntamiento de Salamanca implantará un plan municipal para reducir el consumo energético y de alumbrado, con el que se pretende ahorrar a lo largo del presente año más de 361.000 euros.

 

El alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, ha explicado que algunas de las medidas de esta propuesta, que tratará de ser consensuada con el Grupo Socialista, ya están en marcha y que las otras se irán incorporando a lo largo de los próximos meses.

 

Fernández Mañueco ha señalado que también se tratará de aprovechar más las energías renovables y la disminución de la contaminación ambiental en la ciudad.

 

Respecto a las que se pondrán en marcha a lo largo de los próximos meses se encuentra como medida destacada la contratación de una Empresa de Servicios Energéticos (ESE).

 

Esta empresa se encargará de gestionar el consumo energético de 18 dependencias municipales lo que supondrá a partir de su contratación, y durante un periodo de diez años, un ahorro aproximado para el Ayuntamiento de 1,5 millones de euros, debido a una reducción como mínimo del 15 por ciento del coste de la energía de estas instalaciones, según ha informado el primer edil.

 

La empresa adjudicataria de este servicio asumirá la inversión necesaria para lograr este menor consumo de energía. Con este fin, la ESE sufragará la renovación de las calderas, la mejora de los aislamientos de los edificios, la renovación de luminarias por nuevas de menor consumo y estará obligada a potenciar el uso de energías renovables, ha explicado.

 

18 DEPENDENCIAS

 

Para la selección de estas 18 dependencias se han tenido en cuenta las que más capacidad de ahorro tienen, que corresponden a las de mayor antigüedad, y otras modernas cuyo mantenimiento actual es “muy costoso” para el Ayuntamiento.

 

Entre ellas, se encuentran la sede consistorial en la Plaza Mayor, el pabellón de Würzburg, distintos colegios, la biblioteca Torrente Ballestar, las nuevas dependencias de la Policía Local, los centros municipales ‘El Charro’ y ‘Vistahermosa’, y el edificio de la calle Íscar Peyra.

 

 

Estas dependencias estarán monitorizadas con un sistema de telegestión que permitirá controlar los posibles excesos de consumo, ajustar los horarios de uso y detectar posibles  averías en la instalación, consiguiendo un considerable ahorro de energía.

 

OTRAS MEDIDAS

 

 

Dentro de las acciones para un mayor ahorro energético, el Ayuntamiento, tal y como se recoge en el Plan, continuará invirtiendo en la renovación de los revestimientos de las dependencias municipales y controlando las fugas de calor de los edificios que suponen un mínimo coste frente al ahorro que representan. Para evitar estas fugas en los edificios se instalarán burletes, cerramientos y acristalamientos.

Además, “siempre que sea posible”, se establecerán directrices de uso en función de los horarios más económicos en todas las instalaciones municipales, se solicitarán subvenciones que surjan en relación al ahorro energético, y se continuarán elaborando campañas de promoción y divulgación del ahorro y de la eficiencia energética.

 

A estas medidas previstas se suman otras que el Ayuntamiento ya ha puesto en marcha en los dos últimos años, recogidas también en el plan, y que están suponiendo un importante ahorro para las arcas municipales. Entre ellas se encuentra la unificación de tarifas en los contratos con la empresa eléctrica, el ajuste de los términos de potencia de los contratos de electricidad, el establecimiento de temperaturas de consigna en dependencias municipales (26 grados en verano y 21 en invierno), así como la decisión de comprar el gasóleo de calefacción en el verano.

 

Cabe destacar, además, que el Ayuntamiento está realizando un estudio energético de los colegios dependientes de la Administración Local con el objeto de reducir el consumo a través de una serie de medidas que permitan el ahorro.

 

ALUMBRADO

 

Por otra parte, el alcalde ha concretado que respecto a las medidas de actuación enmarcadas en el alumbrado público, el Ayuntamiento de Salamanca llevará  a cabo “tres grandes actuaciones”.

 

La primera consistirá en la reducción de la potencia de las lámparas, con el mismo número de puntos de luz. Actualmente, la ciudad cuenta con más de 22.000 puntos de luz. Esta actuación se realizará a lo largo de 2014 en 1.600 lámparas, y supondrá un ahorro anual para el Ayuntamiento, a partir de este ejercicio, de cerca de 90.000 euros, ha apuntado Fernández Mañueco.

 

Otra de las actuaciones se centrará en la sustitución de luminarias antiguas por más modernas con el fin de reducir “considerablemente” la potencia instalada y, por tanto, un menor consumo.

 

La tercera tiene que ver con la regulación del los niveles de iluminación en las instalaciones de alumbrado público a partir de “determinadas horas de la noche”. Esta actuación se llevará a cabo a lo largo de los próximos años en cerca de 400 instalaciones de alumbrado. En los últimos años el Ayuntamiento ya ha reducido el nivel de luz en 119 instalaciones de este tipo de un total de 500 con las que cuenta la ciudad.

 

A diferencia de la primera, la puesta en marcha de las dos últimas medidas se prolongará más allá de este año al tratarse de actuaciones “más costosas” por llevar aparejada una inversión “importante” para su cumplimiento.