El Ayuntamiento impide abrir el parking de Garrido y deja sin poder aparcar a 400 compradores

Uno de los subterráneos del parking de Garrido.

La constructora asegura que el subterráneo está finalizado y listo para acoger coches: ha vendido 400 plazas. Tiene el visto bueno de industria, pero denuncia que el consistorio sabe que está listo y que les niega la última autorización necesaria.

 

 

La constructora del parking de Garrido, Santher, denuncia trabas del Ayuntamiento de Salamanca para poner en servicio el nuevo aparcamiento subterráneo a pesar de que está terminado y listo para que los usuarios puedan acceder. Así lo ha transmitido a TRIBUNA un responsable de la empresa, que asegura que el equipo de Gobierno conoce la situación y que les niega la última autorización necesaria para su apertura pese a que cumple con todos los requisitos.

 

El consistorio, bajo el mandato del alcalde Fernández Mañueco, ha hecho numerosas declaraciones para dar a entender que la mejora del aparcamiento era una de sus prioridades, por lo que sorprende esta decisión. En concreto, el parking de Garrido era una de las grandes aspiraciones del equipo de Gobierno, que ya fracasó en una ocasión en su objetivo de hacerlo y finalmente fue Santher la que asumió el proyecto. Por eso llama la atención que ahora se bloquee la opción de abrir el mayor aparcamiento de la ciudad para que los compradores, que adquirieron su plaza bajo la promesa municipal de poder usarla en septiembre de 2015, puedan acceder.

 

 

Según fuentes de Santher, el parking está terminado desde hace semanas; las imágenes que acompañan a esta información sobre el aspecto de la infraestructura son muy reveladoras. La empresa ha vendido 400 de las 800 disponibles y asegura que el subterráneo está listo para que los compradores empiecen a usarlo. Tampoco sería problema el acabado de la superficie, que según la empresa está a falta de jardinería y árboles.

 

La empresa ha mostrado su sorpresa por la actitud del equipo de Gobierno con esta obra. Hay que recordar que Santher adquirió al Ayuntamiento el derecho del subsuelo para construir el parking, un proyecto de carácter privado como sería la construcción de viviendas. Problemas con un transformador eléctrico retrasaron la obra ocho meses, y también se ha visto afectada por la decisión unilateral del Ayuntamiento de cambiar el proyecto del parque y sacarlo a licitación, cuando Santher lo incluyó sin coste en su día y se ha ofrecido a terminarlo en las mismas condiciones, sin que le cueste un euro a las arcas municipales, y está en disposición de hacerlo en breve.

Noticias relacionadas