El Ayuntamiento ha puesto solo 4 multas por no recoger las cacas de perro

La capital ha pasado de los 15.675 perros de hace un año a los 17.826 actuales, cifra en constante crecimiento. Es decir, hay más de un perro por cada diez habitantes en la ciudad según recoge el último informe.

El Ayuntamiento de Salamanca no tiene reparos en emplear la mano dura para multar a los coches mal aparcados, a los conductores que sobrepasan la velocidad permitida, a los bares que incumplen la licencia o a los jóvenes que grafitean las paredes. Sin embargo, hace la vista gorda cuando se trata de sancionar a los dueños de perros que dejan las cacas sin recoger. Tan sólo ha puesto cuatro expedientes sancionadores por abandono de excrementos en la vía pública, respecto a los tres que puso en 2015, sin duda algo muy significativo por las pocas penalizaciones que se producen por ir soltando estos 'regalos'.

 

¿Parece raro verdad? ¿quién no ha dado un paseo por un parque y ha tenido la mala suerte de encontrar algo así?. Y es que aun son muchos los que no se conciencian de la necesidad de recoger lo que evacúan sus mascotas, olvidando que no hacerlo podría costarle entre 30 y 150 euros.

 

Además, la presencia de animales de compañía no para de crecer en Salamanca y, si hace tan solo un año la cifra de perros censados en la ciudad era de 15.675, el volumen ha ido creciendo anualmente hasta llegar en 2016 a los 17.826. Es decir, hay más de un perro por cada diez habitantes en la ciudad según recoge el último informe.

 

Por otro lado, se han puesto un elevado número de multas cuando un propietario suelta la correa de su perro en plena calle. La sanción, que todavía está en pesestas en la ordenanza, es de 50 euros para la primera vez y sube a 300 una segunda. Las multas son para los propietarios a los que se identifica con el chip que lleva cada perro.

 

Sin duda, el incremento de animales en la capital charra ha sido constante y ha pasado de 12.555 de hace cuatro años, a 13.710 de un ejercicio posterior, y así a los 14.614 y 15.675 de 2014 y 2015 respectivamente. Dentro de este mismo objetivo, Salamanca promueve talleres infantiles en los centros escolares de Educación Infantil y Primaria, donde se enseña a los menores la importancia del cuidado de los animales.