El Ayuntamiento gasta otro millón en el 'agujero' de las piscinas y se olvida de las nuevas climatizadas

La decisión de invertir en la reforma de las piscinas de verano antes de reclamar un euro a la anterior concesionaria deja en el olvido el proyecto para cubrir la de San José y relega la cuarta climatizada que pide el PSOE en La Aldehuela pese a la elevada demanda.

El cambio de gestión en las piscinas municipales de Salamanca, responsabilidad de Eulen durante tres lustros, trajo consigo la promesa de dotar a la ciudad de una tercera piscina climatizada. La nueva empresa concesionaria asumía entre los compromisos de su contrato el proyecto de cubrir la piscina de San José para aumentar su rango de uso y poder alternar piscina de verano con climatizada en invierno. Sin embargo, a día de hoy las prioridades del Ayuntamiento de Salamanca en materia de piscinas son otras.

 

Este martes se ha conocido el pliego de condiciones para una nueva inversión de más de 400.000 euros en piscinas, que se suma a los 564.000 ya anunciados hace unos días. En total, y según el equipo de Gobierno, se habrán gastado este año 1,5 millones en estas instalaciones. Es justo el coste estimado de convertir en climatizada la de San José, pero la realidad es que este dinero, que podría haber cubierto la transformación, ha ido para otras inversiones con las que no se contaba.

 

Aunque el equipo de Gobierno ha vestido estas inversiones de reforma global de las piscinas, la realidad es que muchas de las actuaciones tendrían que haber corrido a cargo de la anterior empresa concesionaria, Eulen, que las tuvo durante 15 años. Como se confirmó en un informe municipal, la empresa no cumplió con su obligación de hacer el mantenimiento y las entregó a finaes de 2014 en mal estado, tanto, que las instalaciones carecían de certificados favorables para su uso. Los desperfectos afectaban a todas las piscinas y a diversidad de sus equipamientos, hasta el punto de que el coste de las obras necesarias se valoró en 6,5 millones de euros.

 

A partir de ahí, el equipo de Gobierno prefiere asumir obras en unas instalaciones municipales que ha recibido en mal estado y pedir a la nueva concesionaria que asuma parte del coste, unos 2 millones de euros. Sin embargo, y aunque la oposición lo ha exigido, nada se sabe de los pasos que se han dado para exigir a Eulen compensaciones, aunque el Ayuntamiento dice que se le reclamarán.

 

 

SAN JOSÉ Y UNA CUARTA

 

Mientras tanto, uno de los compromisos, la nueva cubierta de la piscina de San José, se posterga. El grupo municipal socialista ha constatado que, mientras el Ayuntamiento se dedica a gastar dinero en la reparación de las piscinas, el proyecto de la piscina del barrio trastormesino no avanza. Y eso a pesar de que el equipo de Gobierno ya tiene sobre la mesa un informe, requerido en su día, que certifica la elevada demanda que tendría la nueva instalación y que se pidió para ir adelante con el proyecto.

 

El informe es de febrero y sobre su base hizo Fernández Mañueco su promesa de cubrir la piscina de San José y convertirla en la tercera climatizada, pero sobre esta misma base el PSOE quiere ir más allá. El grupo socialista asegura que una de las inversiones que deben hacerse en materia de piscinas es cubrir la de La Aldehuela, con una cubierta retractil, y convertirla en la cuarta climatizada de la ciudad.

 

Los socialistas consideran que hay demanda y no van a renunciar a ella porque, además, se daría una mayor utilidad a las piscinas de verano, que agotan su temporada en cuatro meses, y que con una cubierta y climatizándolas pueden ampliar su utilidad a todo el año. La inversión necesaria se podría recuperar rápidamente porque hay demanda para cursos de natación para todo tipo de público y la empresa concesionaria aumentaría sus ingresos comercializándolos.