El Ayuntamiento fracasa en su intento de que Salamanca sea ciudad literaria de la UNESCO

La iniciativa del Consistorio cayó derrotada frente a Granada pese a contar con grandes apoyos como el de entidades como la SGAE o la ACE.

El Ayuntamiento de Salamanca ha decidido volver presentar su candidatura para ser designada Ciudad de la Literatura por la Unesco tras su fracaso debido a la designación de Dunedin (Nueva Zelanda), Heidelberg (Alemania), Praga (República Checa) y Granada, siendo esta última la que le ha arrebatado esa posibilidad pese a que Salamanca contaba con el apoyo de instituciones como la Asociación Colegial de Escritores Españoles (ACE), la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE) o la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

 

El proyecto con el que el Ayuntamiento de Salamanca se presentaba por primera vez a esta convocatoria había sido elaborado con el respaldo de la Comisión Nacional de la Unesco, de las siete ciudades que ostentaban hasta ahora este título (Edimburgo, Dublín, Iowa, Melbourne, Norwich, Reikjavik y Cracovia) y de numerosas instituciones y organismos del ámbito literario, como el Gremio de Editores de Castilla y León (GECYL), la Asociación Colegial de Escritores Españoles (ACE), la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE), la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO).

 

Para la elaboración del proyecto se mantuvieron encuentros con representantes de las más destacadas instituciones y organizaciones relacionadas con el mundo literario y editorial de nuestra ciudad: la Universidad de Salamanca, la Universidad Pontificia, la Diputación Provincial, la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, el Centro de Estudios Salmantinos, la asociación cultural Ateneo, escritores, editoriales y librerías.

 

Ante esta situación, el Ayuntamiento volverá a gastar medios para intentar tapar un fracaso como éste pese a contar con grandes apoyos.