El Ayuntamiento 'duerme' la protesta contra el parking de Comuneros y repetirá sus argumentos en cinco reuniones más

Última reunión entre los afectados y el alcalde en el Ayuntamiento.

Fernández Mañueco, ausente este lunes, deja el peso de la negociación en sus concejales y posterga una posible decisión hasta finales de junio. La plataforma reitera su negativa al proyecto y considera innecesarias cinco reuniones más.

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado este lunes el primer paso para intentar desactivar la contestación al proyecto del parking subterráneo en la avenida de Comuneros. Y lo hace tras una primera reunión de la comisión negociadora que Fernández Mañueco ofreció antes de Semana Santa a la plataforma con el objetivo de acabar con las semanas de protestas en la calle por parte de vecinos y comerciantes afectados. SIn embargo, esta comisión ha revelado este lunes que su objetivo es postergar la decisión, al menos, cinco semanas en las que el Ayuntamiento quiere volver a poner sobre la mesa los mismos argumentos a favor del parking que ya han sido rechazados por los afectados.

 

La reunión celebrada este lunes a las 18.00 horas iba a servir para constituir la comisión y fijar sus reglas de trabajo. Lo primero que registró fue la ausencia de Fernández Mañueco, que cede el mando en esta cuestión a sus concejales; Fernando Rodríguez, Ángel Lago y Emilio Arroita estaban presentes por parte del equipo de Gobierno, y García Carbayo será el presidente de la comisión. De este modo, el alcalde se ha retirado de la primera línea del debate que ha ocupado en las últimas ocasiones y deja el protagonismo a sus ediles, con lo que aparentemente quiere desvincularse de la decisión final que se tome.

 

Por parte de comerciantes y vecinos acudieron seis representantes designados en la última asamblea de la plataforma, antes de Semana Santa, cuando el movimiento aceptó la oferta del Ayuntamiento de formar una comisión negociadora. Eso sí, la comisión se ha convocado el día límite fijado por los afectados, 21 de abril, y no parece que la velocidad de decisión vaya a ser su objetivo. De hecho, y según los representantes de la plataforma, el Ayuntamiento propuso un número elevado de reuniones, mientras vecinos y comerciantes planteaban resolver la decisión en dos o tres como máximo; al final, son cinco que tratarán los mismos aspectos hasta ahora debatidos. Y en las que el Ayuntamiento expondrá los mismos argumentos esgrimidos hasta ahora.

 

Al final se celebrarán cinco reuniones hasta finales de junio sobre la necesidad de nuevos aparcamientos subterráneos y su ubicación en la avenida de Comuneros; la situación del aparcamiento en superficie en esta zona de la ciudad; la seguridad de los edificios colindantes; la posible afección de la construcción del parking al arbolado del parque de La Alamedilla y su reforma; y la puesta en marcha de medidas para dinamizar los comercios y para reducir las molestias de las obras del aparcamiento y la contaminación. Todo estos aspectos del proyecto harto debatidos y para los que los afectados tienen argumentos claros en contra.

 

Por su parte, los representantes de los afectados han hecho saber a los concejales que su postura es clara en contra del parking y que difícilmente variará, y menos si no reciben oferta alguna ni se negocia ningún cambio en el proyecto. Así que semanas después, las posiciones están donde estaban, y no parece probable que cambien. Todo responde, aparentemente, a una estrategia de dilación en la que, además, el Ayuntamiento se ha asegurado la suspensión de las concentraciones, condición sine qua non puesta para ir adelante con la comisión.

 

Ahora falta saber cuál va a ser la respuesta de la plataforma de afectados. Su asamblea se reúne este martes para recibir el informe de sus representantes, que este lunes salían disconformes con el interés del Ayuntamiento de Salamanca por insistir en reuniones en las que se van a volver a plantear las mismas cuestiones ya tratadas en las numerosas reuniones anteriores. La plataforma tiene que decidir ahora si acepta el calendario de cinco reuniones o si, por contra, decide tomar otro tipo de medidas. Retomar las concentraciones es una opción.