El Ayuntamiento dice 'adiós' a cuatro años de austeridad en las Ferias y Fiestas

Concierto de Auryn en las pasadas Ferias y Fiestas.

Las Ferias y Fiestas de este año serán las más caras de los últimos cuatro años y vuelven al nivel de 2011, antes de la austeridad. Están presupuestadas en casi 400.000 euros y repiten la tendencia del año pasado, cuando se aumentó el coste tras años a la baja.

El equipo de Gobierno, reticente todavía a rebajar la presión fiscal sobre los salmantinos, va a consolidar con estas Ferias y Fiestas que arrancan este día 7 de septiembre la decisión tomada ya el año pasado de poner fin a las limitaciones en el gasto para las ferias patronales. Según los datos oficiales, el programa municipal será el más caro desde 2011 y regresa casi al nivel alcanzado entonces, el último año antes del mandato de austeridad que el Ministerio de Hacienda mandó a los ayuntamientos. Un presupuesto en el que tienen mucho que ver los cachés de los artistas que actúan en los conciertos gratuitos.

 

Las Ferias y Fiestas de 2015 tienen un presupuesto de partida de 398.799 euros, a unos pocos miles de euros de la cifra de 2011. Esto supone que van a ser bastante más costosas que las del año pasado y que son las más caras de los últimos cuatro años. En 2014 la liquidación final fue de 366.119,03 euros. La cifra supuso el fin a varios años de rebaja en el presupuesto de las Ferias y Fiestas, una decisión posiblemete vinculada a la proximidad de las elecciones municipales y, también, con los positivos datos de endeudamiento y superávit.

 

Desde que en 2011 se llegó a un presupuesto por encima de los 410.000 euros, el Ayuntamiento no había dejado de rebajar el gasto en la semana festiva de septiembre; en 2012 fue un 19% más bajo, con 334.500 euros, y en 2013 se rebajó otro 5% hasta los 316.845 euros (datos de la liquidación). El año pasado ya se aumentó ligeramente por encima del coste de 2013 y ahora se da un gran salto que sitúa la cifra casi en el tope alcanzado en 2011. De hecho, a poco que la ejecución presupuestaria se desvíe estaremos ante las Ferias y Fiestas más caras de la historia reciente, justo también en año electoral.

 

El coste no engordará este año con experimentos con el concierto de DJ Luciano que, un día antes de las ferias y oficialmente fuera de presupuesto, se organizó el año pasado. Costó 35.000 euros y se pagó entre fundación de cultura y patronato de turismo; la primera es la que asume la mayor parte del coste de las ferias.

 

Según la liquidación de 2014, la mayor parte del presupuesto se fue en pagar el caché de los artistas que actuaron en los numerosos conciertos gratuitos programados: fueron 277.225 euros, la partida más grande con diferencia. Este año, con un gran número de actuaciones en directo sin taquilla y en la Plaza Mayor, volverá a pasar igual. El modelo de actuaciones gratuitas ha convertido el caché de los artistas en en el gasto más importante: en 2013 se emplearon en el pago de cachés, el festival de artes de calle, los fuegos artificiales y la ofrenda floral 236.562 de los 316.845 euros del presupuesto total.