El Ayuntamiento destina más de 300.000 euros a mejorar las calles

Varias inversiones. La renovación de redes asciende a 83.000 euros, mientras que se invertirán otros 23.000 en ahorro energético, y el resto va destinado a aceras y farolas en Peñasolana I
E. Bermejo

El Ayuntamiento de Carrascal de Barregas dedicará la mayor parte de los 83.000 euros recibidos del segundo plan E del Gobierno central a la renovación de redes en Peñasolana I y III, cuyas tuberías llevan más de 30 años funcionando y ocasionan múltiples averías y molestias a los vecinos, que ven sus calles permanentemente levantadas.

El alcalde de la localidad, Antonio Rubio considera que la renovación de las de Peñasolana III es prioritaria “porque es la única que no está conectada al depósito principal”. Las obras ya están adjudicadas y Rubio cree que si el tiempo lo permite podrían comenzar este mes.

Todo son ventajas con esta renovación, a su juicio. Además de porque de esta forma acaban definitivamente las averías, las obras garantizan el abastecimiento desde el depósito general. Peñasolana III se abastecía antes a través de un pozo de sondeo.
“Con el depósito que tenemos, el uso doméstico del agua está garantizado, dependiendo de los acuíferos, claro”, señala Rubio, que ha buscado también un uso alternativo para el pozo de sondeo, no sólo para proporcionar agua en caso de necesidad, sino también para abastecer las piscinas, y que éstas se abastezcan de forma independiente.

Primer paso para el Punto Limpio
Como ya se dijo con anterioridad, la financiación de estas obras se cubre con cargo a la mayor parte del Plan E, pero una pequeña cantidad se destinará a acondicionar una zona en Peñasolana II para instalar en ella los contenedores de residuos sólidos urbanos, que hasta ahora estaban al lado de la Plaza.

Otro proyecto que tiene Antonio Rubio para su municipio, que cuenta con 970 habitantes censados en la actualidad y está situado a diez kilómetros de Salamanca capital, es el ahorro energético, una faceta a la que cada vez con más frecuencia se apuntan otros municipios de la provincia salmantina.

Con este fin, invertirá la subvención de 10.000 euros concedida por la Diputación de Salamanca en la sustitución de bombillas de vapor de mercurio por otras de vapor de sodio y la instalación de reguladores de flujo en Peñasolana II y Peñasolana III. El objetivo es ahorrar en torno a un 40% de energía.

Por su parte, el Ayuntamiento, que en la actualidad está gobernado por cinco concejales independientes y dos del Partido Popular, invertirá otros 10.000 euros, más 3.000 de IVA, como marca la normativa, en esta misma iniciativa a la que se destinarán, por tanto, 23.000 euros.