El Ayuntamiento deja 'en la calle' a CB Tormes y Perfumerías Avenida sin aviso ni plan B

El montaje del suelo para la rítmica se ha iniciado durante la tarde

Los clubes de baloncesto que habitualmente entrenan en el pabellón de Würzburg se han encontrado este viernes en la calle porque no han podido utilizar la pista que se estaba habilitando para un campeonato de gimnasia rítmica este sábado. Lo malo es que el Ayuntamiento o no avisó o lo hizo con poco más de una semana de antelación y sin ofrecer un lugar alternativo de trabajo con Liga este fin de semana.

Falta de previsión del Ayuntamiento de Salamanca que ha dejado literalmente en la calle durante este viernes a los equipos de los clubes Perfumerías Avenida y CB Tormes que habitualmente entrenan en la pista de Würzburg.

 

Este recinto acogerá durante el sábado un campeonato de gimnasia rítmica que, como es normal, requiere que se adecue la pista para su celebración. 

 

La cita está prevista desde hace semanas pero los equipos que allí entrenan habitualmente o bien no han recibido aviso alguno o lo hicieron unos pocos días antes y, lo que es más sangrante, sin que se les haya dado ninguna solución para que pudieran trabajar. 

 

En el aviso que se realizó se informó que no se podría utilizar el parqué durante todo el día y no ha sido hasta las 17.00 horas cuando se ha comenzado a montar, mientras que por la mañana han sido varias las horas en las que el pabellón se podría haber usado. De haber habido una previsión correcta tanto Avenida como CB Tormes se podrían haber amoldado porque de hecho los horarios de gimnasia de mantenimiento sí se han efectuado con normalidad. 

 

Los conjuntos de ambos clubes tienen Liga este fin de semana así que se han tenido que buscar la vida.

 

En el caso del equipo de Liga Femenina tenía el aviso desde hace algo más de una semana y se han agenciado pista de manera particular para poder trabajar el duelo ante el CB Promete -juegan el domingo así que tampoco el sábado podrán ejercitarse en Würzburg-.

 

Más sangrante el caso del CB Tormes. Cuando uno de sus equipos ha llegado a entrenar a Würzburg en su horario habitual se ha encontrado la pista 'tomada' sin noticia previa alguna y además ha tenido que escuchar que "el pabellón está abierto y lo podeís usar, aunque no la pista". 

 

Finalmente, y solo gracias a las personas encargadas de montar el suelo de la rítmica que han mostrado su mejor disposición, han podido entrenar durante 30 minutos a media pista mientras se instalaba la otra media. 

 

Hasta tres equipos del club, incluyendo el de Primera Nacional, entrena los viernes en Würzburg. Ninguno ha podido realizar su trabajo porque en este caso no había habido aviso ninguno y no han encontrado pista.