El Ayuntamiento de Villamayor, gobernado por el PP, contra la reforma de la ley del aborto

Tres concejales del Grupo Municipal del PP han votado a favor de la moción presentada por el PSOE en defensa de la libre decisión de las mujeres.

El Ayuntamiento de Villamayor, en la provincia de Salamanca, ha aprobado por mayoría en Pleno ordinario la moción presentada por el PSOE por la que el Consistorio de Villamayor, gobernado por el PP, se muestra contrario y rechaza la reforma de la Ley del Aborto e insta al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y al Gobierno de España a que dicha reforma sea retirada.

 

La aprobación de la moción contó con el apoyo y el voto favorable de tres concejales del equipo de gobierno del PP que, sumados a los cuatro concejales del PSOE y al de UPyD, supuso que la iniciativa socialista fuese aprobada por una amplia mayoría de ocho concejales de los once que asistieron al Pleno. Otro concejal del equipo de gobierno se abstuvo y los otros dos, entre los que se encontraba el alcalde, votaron en contra.

 

De esta forma, se vuelve a producir la ruptura de voto por parte de cargos públicos del PP, tal y como ocurriera hace unos días en la Cortes de Castilla y León cuando procuradores del PP apoyaron y votaron a favor de una Proposición no de Ley del Grupo Socialista, rechazando la reforma de la ley del aborto. El PSOE considera que este hecho "demuestra la profunda división y la oposición que también existe entre cargos públicos y compañeros de partido del Ministro de Justicia y de los miembros del Gobierno de España contra la aprobación de dicha reforma".

 

El PSOE ha mostrado su satisfacción por el hecho de que cargos públicos y miembros del PP con responsabilidades de gobierno muestren su oposición y confirmen abiertamente, sin someterse a la disciplina de voto o la imposición de partido, su rechazo a una reforma "que supone un retroceso y un ataque a los derechos y las libertades de las mujeres, impidiéndo que sean ellas las que elijan y decidan cuando quieren ser madres".

 

En este sentido, los socialistas han valorado positivamente la decisión de uno de los concejales del PP del equipo de gobierno en este mismo Ayuntamiento de rechazar la Ley de Reforma de la Administración Local promulgada por el Gobierno de Rajoy, "que supone uno de los mayores ataques al municipalismo, apoyando y votando a favor de otra de las mociones presentadas por el Grupo Socialista en la que se insta a dicho Consistorio a presentar un recurso de conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional, pidiendo la retirada de dicha ley que puede suponer la desaparición de Ayuntamientos, la perdida de competencias y la privatización de servicios de gestión municipal".