El Ayuntamiento de Santa Marta enseñará valores constitucionales a inmigrantes

Ayuntamiento de Santa Marta

Santa Marta impartirá cursos para dar a conocer los valores constitucionales, de la Comunidad Autónoma y de la Unión Europea a los inmigrantes. Desde el Ayuntamiento de la localidad también se baraja la realización de cursos para superar los exámenes obligatorios para solicitar la nacionalidad española.

La integración de la población inmigrante en la sociedad de acogida es fundamental para garantizar la convivencia entre los distintos grupos. Por este motivo, la Concejalía de Bienestar Social plantea, tal y como indicó la concejal, Andrea García, ‘realizará varios cursos de formación orientados principalmente a inmigrantes y a través de los cuales se favorezca la integración de un colectivo que, en Santa Marta de Tormes, cuenta con casi 1.000 integrantes’.

 

En este marco se realizarán, por tanto, varias propuestas formativas. La primera de ellas es una acción conjunta entre la Concejalía de Bienestar Social y la de Igualdad, que se llevará a cabo los días 18 y 19 de noviembre, de 17.00 a 20.00 horas en el edificio Sociocultural y será una charla gratuita en la que se potenciará la atención y asesoramiento sobre temas relacionados con la salud de las mujeres inmigrantes, se ofrecerá apoyo piscológico individual a las mismas, se organizarán grupos de salud para mujeres inmigrantes orientados a potenciar la salud y reforzar la red social de apoyo afectivo a estas mujeres, apoyo psicológico grupal y trabajo con diferentes profesionales sociosanitarios para promover una atención de calidad.

 

La segunda de las propuestas es una curso, de 40 horas de duración, que se impartirá dividido en módulos de 10 horas cada uno que se impartirá los días 26 y 27 de noviembre a las 17.00 horas en el edificio Sociocultural. Esta propuesta, orientada al colectivo inmigrante aunque abierta a toda la población, será impartida por el CITE, Centro de Información para Trabajadores Extranjeros, y buscará, como indicó Angélica Gutiérrez, técnico de inmigración de este organismo, ‘dar a conocer los valores constitucionales, de la Comunidad Autónoma y de la Unión Europea, así como derechos humanos, libertades públicas, democracia, tolerancia e igualdad entre hombre y mujeres. Este curso llevará a que, en caso de que la subdelegación del Gobierno solicite un informe positivo a la Junta sobre si el inmigrante está integrado, el resultado sea positivo pues entre los requisitos para que así sea se valorará positivamente el esfuerzo de integración de la persona interesada.

 

Este informe podrá ser utilizado para renovar las Autorizaciones de Trabajo y Residencia en algunos casos en los que no se cumplan con todos los requisitos exigidos, siempre a instancia de la Subdelegación de Gobierno.

 

En otro orden de cosas, Cáritas tiene previsto, como indicó Mamen Benito, educadora de Cáritas Salamanca, ‘dar continuidad a estas actividades de formación con diversas propuestas que faciliten la integración de este colectivo’. Se tratará de diversas iniciativas que se llevarán a cabo entre los meses de enero y abril y que se concretarán cuando finalicen las actuales.

 

Asimismo, desde la Concejalía se barajan otra acciones, como la realización de cursos para superar los exámenes obligatorios que deberán realizar todas aquellas personas que quieran solicitar la nacionalidad española. En este caso para superar el examen CCSE (Conocimientos Constitucionales y Socioculturales Españoles)

 

Según establece la ley, uno de los requisitos para la obtención de la nacionalidad española por residencia es el de la realización de exámenes para acreditar el grado de integración de la persona solicitante. Por ello una de las ideas del Ayuntamiento de Santa Marta es la de facilitar el acceso, inscripción y superación de este examen. Además, y dado que este colectivo presenta un alto grado de vulnerabilidad a la hora de hacer respetar sus derechos laborales, una de las partes formativas estaría dirigida al conocimiento de sus derechos y obligaciones laborales, así como a la correcta interpretación de contratos, nóminas y finiquitos.