El Ayuntamiento de Salamanca quiere multar a siete indignados por anunciar la manifestaciĂłn del 15-M

Los acusados pegaron un cartel en una cabina telefĂłnica de Gran VĂ­a

El Ayuntamiento de Salamanca ha acordado incoar expediente sancionador a siete ciudadanos por anunciar la manifestaciĂłn del 15 de Mayo, durante el perĂ­odo electoral, mediante la pega de un cartel en una cabina telefĂłnica de la Gran VĂ­a. La multa asciende a 150 euros por persona, por lo que el Consistorio salmantino recaudarĂ­a una cantidad superior a 1.000 euros.

SegĂşn el Ayuntamiento, los indignados habrĂ­an cometido el pasado 14 de mayo, un dĂ­a antes de las grandes manifestaciones del 15 de mayo, una infracciĂłn tipificada en la Ordenanza Municipal de GestiĂłn de Residuos SĂłlidos y Limpieza Viaria. AsĂ­, desde Acampada Salamanca creen que "el Consistorio que preside FernĂĄndez MaĂąueco pretende utilizar una norma que regula la limpieza y el tratamiento de residuos para cercenar derechos fundamentales".

El grupo salmantino de indignados asegura que "ĂŠste es uno de los medios mĂĄs utilizados por determinados ayuntamientos para coartar las libertades pĂşblicas y que ya ha sido puesto en tela de juicio en los tribunales, resolviendo a favor de la ConstituciĂłn, y en contra de la aplicaciĂłn retorcida que nuestros responsables polĂ­ticos locales estĂĄn realizando de la normativa municipal".

Para los miembros de Acampada Salamanca, "las sanciones a los miembros del 15-M constituyen un autĂŠntico ataque a los derechos fundamentales, a la libertad de expresiĂłn y al derecho de reuniĂłn y manifestaciĂłn, y ponen de manifiesto la selectiva persecuciĂłn polĂ­tica que determinadas autoridades polĂ­ticas vienen realizando a un movimiento cĂ­vico y pacĂ­fico que ha despertado la conciencia de la ciudadanĂ­a espaĂąola y de otros paĂ­ses".

Desde la organizaciĂłn aseguran que agotarĂĄn al vĂ­a administrativa y, si fuera necesario, acudirĂĄn a la JurisdicciĂłn Contencioso-Administrativa, ya que "es el Ăşnico recurso disponible que nos queda frente a los ataques de la AdministraciĂłn decimonĂłnica que nos gobierna, nos intenta sancionar y que tiene la costumbre de atribuirse la potestad de ser juez y parte".