El Ayuntamiento de Lorca concede la licencia de reconstrucción a dos edificios y cinco viviendas

José Joaquín Peñarrubia
El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca, José Joaquín Peñarrubia, ha anunciado que su Concejalía ha concedido nuevas licencias de reconstrucción a edificios que tuvieron que ser demolidos a consecuencia de los seísmos del 11 de mayo de 2011.


LORCA (MURCIA), 1 (EUROPA PRESS)



Peñarrubia ha señalado que "el primero de estos inmuebles es el edificio Gallístico, ubicado en la Placica Nueva. Contará con cuatro viviendas con una superficie de construcción de 549 metros cuadrados, local comercial de 71,60 metros cuadrados y un sótano-almacén vinculado al local comercial".

En cuanto al edificio Don Álvaro, ubicado en la Calle Curtidores con Calle Albañilería, Peñarrubia ha destacado que "contará con 12 viviendas, locales de 182 metros cuadrados y 12 trasteros en planta cubierta. La superficie total construida será de 1.036 metros cuadrados".

El Edil ha señalado que "desde la Concejalía de Urbanismo seguimos haciendo patente nuestro compromiso de máxima eficiencia a la hora de conceder las licencias. Buen ejemplo son estas dos comunidades. La comunidad de vecinos del Gallístico presentó la última documentación el 24 de enero y la licencia fue concedida el día 28".

En cuanto al Don Álvaro, ha explicado que la última documentación fue presentada el 23 de enero, mientras que la licencia se concedió el 29. Este, a su juicio, es "el mejor indicativo de la diligencia municipal a la hora de gestionar los trámites administrativos que permitan la reconstrucción".

Peñarrubia ha destacado también en cuanto a nuevas licencias que "además de estos edificios también hemos concedido 5 licencias de reconstrucción para viviendas unifamiliares enclavadas en distintos puntos de nuestro municipio. Concretamente se ubicarán en la diputación de Pulgara, Vereda del Molino del Campillo, Calle Horno, Calle Empedrada y Calle Tomás de Arderius, con lo que seguimos también avanzando en la reconstrucción de las viviendas unifamiliares que tuvieron que ser demolidas a consecuencia de los seísmos del 11 de mayo".