El ayuntamiento de Guijuelo, 'mancha' en una provincia como Salamanca cuyos municipios rinden sus cuentas en plazo legal

(Foto: Félix Rivas)

El municipio salmantino es el más representativo de la provincia que no rindió sus cuentas en 2012 en el plazo establecido ya que lo hizo fuera de tiempo, dejando en mal lugar a una provincia casi inmaculada en este apartado.

 

 

Casi un 39 por ciento de las 2.224 entidades locales menores de Castilla y León ha rendido ya la cuenta de 2013 ante el Consejo de Cuentas mientras que las restantes tienen de plazo hasta el 31 de diciembre para presentarlas ya que, en caso contrario y tal y como se estableció en la Reforma Local aprobada por el Gobierno de la nación, estarían abocadas a su disolución.

  

En concreto y según lo ha precisado el presidente del Consejo de Cuentas, Jesús Encabo Terry, en una comparecencia ante la Comisión de Hacienda de las Cortes, 859 de las 2.224 entidades locales menores de Castilla y León han rendido ya la cuenta de 2013, lo que supone el triple de las que lo habían hecho a la misma fecha el pasado año.

  

Tras recordar que al cierre del año 2013 un 49,4 por ciento del total de entidades locales menores había cumplido con la obligación de la rendición, Encabo Terry, quien ha eludido hacer una estimación del porcentaje final a cierre de este año, se ha mostrado convencido de que en el presente año se superará ese porcentaje final ya que quedan "tres meses por delante" y "se está trabajando" para poder cumplir con el imperativo legal.

  

No obstante y tras recordar que el Consejo ha "intensificado" las acciones para posibilitar que las entidades puedan rendir cuentas con independencia de los medios propios de que dispongan, su presidente se ha referido a la distinta realidad de la provincias de León (1.232 entidades locales menores de las que 641, el 52 por ciento, ya ha rendido cuentas) en relación a Palencia (225 entidades y 52 que ya han presentado las cuentas, un 23 por ciento) y Burgos (649 entidades con 146 rendiciones, el 22,5 por ciento).

  

Las diferencias se deben, ha matizado, al "arraigo" existente en la provincia de León, en la que el 50 por ciento de la población está integrada en juntas vecinales, aunque en las tres provincias se han establecido mecanismos para posibilitar que las cuentas puedan presentarse a tiempo en el cien por cien de las entidades locales menores, aspecto que para el portavoz 'popular', Salvador Cruz, constituye una "labor muy compleja" y un "objetivo muy difícil de conseguir".

  

Por su parte, el portavoz socialista, José Francisco Martín, ha ensalzado que la cifra haya mejorado con respecto a la de 2013 aunque ha considerado "muy bajo" el nivel de rendición de cuentas actual, teniendo en cuenta que la no presentación conlleva la extinción de las entidades.

 

SANCIONES PARA LOS QUE NO CUMPLEN

  

Jesús Encabo Terry, quien ha presentado el Informe Anual sobre las Cuentas del Sector Público Local de Castilla y León, ha abogado, tras la presentación de las cifras correspondientes al año 2012, por promover reformas normativas que, como ya han hecho otras comunidades, supediten el pago de ayudas o subvenciones públicas a la rendición de cuentas por parte de las entidades locales.

  

El presidente del Consejo ha señalado, en este sentido, que la medida ha cosechado "resultados favorables" en otras comunidades y en las acciones, en la misma línea, llevadas a cabo por la Administración del Estado, a lo que, en su turno de intervención, Martín ha sumado el establecimiento de un "régimen sancionador" que, ha recordado, ya fue propuesto en la Cámara y desechado con los votos de la mayoría.

  

Para Martín, la aplicación de sanciones es "la única manera" de que los responsables políticos de las entidades cumplan con la obligación legal de la rendición de cuentas y, tras precisar que las medidas punitivas deberían de "afectarles a ellos", ha considerado que esa falta de cumplimiento es, en determinados casos, "voluntaria".

  

Asimismo, ha apuntado a la necesidad de que las administraciones que "pueden y deben" ayuden a las que "deben pero no pueden" cumplir con la rendición de cuentas, momento en el que ha aseverado que la Junta, a la que el Consejo de Cuentas recomienda "extremar" la verificación de la cobertura de puestos de trabajo reservados a funcionarios de habilitación nacional, aunque sea con carácter temporal, "debe hacer lo posible" para dotar a las entidades locales de los medios necesarios para cumplir.

 

LOS DATOS DE 2012

  

Jesús Encabo Terry ha recordado que 481 entidades no rindieron en 2012 la Cuenta General (el 18,5 por ciento) y que 226 (8,7 por ciento) lo hicieron fuera del plazo legal; entre las primeras figuran los ayuntamientos zamoranos de Toro y Benavente y, entre los segundos, Ponferrada, Aranda de Duero, Bembibre, Villaquilambre, Guijuelo (lo hizo en enero de 2013) o el Real Sitio de San Ildefonso, aspecto comentado también por los portavoces durante el turno de intervenciones.

  

Las diputaciones y el Consejo Comarcal de El Bierzo fueron los organismos que presentaron niveles más altos de rendición de cuentas en 2012, año en el que la rendición total creció un 21,2 por ciento con respecto a 2011, mientras que los ayuntamientos alcanzaron una tasa de rendición del 75,8 por ciento en el caso de hablar del periodo legal (31 de octubre de 2013) y del 84,9 por ciento si se contabiliza hasta el 31 de diciembre.

 

Las provincias de Palencia y Salamanca son las que más rinden en el plazo legal, en el caso del ejercicio 2012, mientras que la evolución muestra que Burgos, Palencia, Salamanca y Valladolid superaron el 85 por ciento en los tres últimos ejercicios frente a Zamora y Segovia, que se quedaron por debajo del 80 y del 70 por ciento, respectivamente.

  

En lo que respecta a las cifras de 2012 de las entidades locales menores, la rendición alcanzó el 49,3 por ciento a 31 de diciembre, lo que supone una mejora de 35,9 puntos respecto al año anterior; de ellas, el 33,6 por ciento lo hicieron en el plazo legal.

  

Los datos presentados por el presidente del Consejo de Cuentas muestran cómo el 37,5 por ciento de las entidades de la Comunidad tiene pendiente la rendición de cuentas de dos o más ejercicios (la tasa alcanza el 26,4 por ciento para las que llegan y superan los cuatro ejercicios); existen 56 ayuntamientos (eran 126 el pasado año) que nunca ha rendido la Cuenta General ante el Consejo (el 2,5 por ciento) y un 21,8 por ciento ha incumplido al menos en cuatro ejercicios, situación en la que se encuentran, por ejemplo, los consistorios de Candeleda y León (los de Toro y el Real sitio de San Ildefonso rindieron algunos ejercicios tras el cierre del Informe).

  

Las causas que llevan a no presentar las cuentas al Consejo tienen que ver, según lo ha detallado el presidente, con la sobrecarga de trabajo del secretario-interventor, bajas por enfermedad, desconocimiento del modo de uso del soporte informático, falta de aprobación de las cuentas en pleno o la falta de asistencia por parte de las diputaciones.