El Ayuntamiento de Granada defiende la actuación policial en los altercados con ciudadanos senegaleses

El Ayuntamiento de Granada ha defendido este martes la actuación policial en los altercados registrados entre agentes de la Policía Local y ciudadanos senegaleses dedicados a la venta ambulante y afirma que han sido fruto de una "provocación sin motivo" por parte del colectivo de extranjeros, a los que ha llamado al "sentido común".
GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Granada ha defendido este martes la actuación policial en los altercados registrados entre agentes de la Policía Local y ciudadanos senegaleses dedicados a la venta ambulante y afirma que han sido fruto de una "provocación sin motivo" por parte del colectivo de extranjeros, a los que ha llamado al "sentido común".

En declaraciones a Europa Press, la concejal de Movilidad y Protección Ciudadana, Telesfora Ruiz (PP), ha confirmado que el altercado del lunes por la tarde se produjo en el transcurso de una concentración que un grupo de senegaleses secundó en Puerta Real en apoyo a un compatriota que fue detenido el sábado por venta ambulante de material falsificado y ahí se detuvo a dos personas por tirar piedras a los agentes.

Dos policías resultaron heridos en esta trifulca, uno con una rotura muscular en la pierna y el otro con heridas en la cara, según ha añadido la edil. Posteriormente, los agentes persiguieron a las personas que les habían tirado piedras y pudieron arrestar a dos de ellas "en la puerta" de su vivienda, según ha relatado la edil, que ha negado destrozos por parte de la Policía Local en el interior de la casa.

Ruiz ha advertido de que las "agresiones" a agentes "no se pueden consentir" porque la Policía está "cumpliendo con su deber" y lucha contra la venta ilegal y de productos falsificados en diversos ámbitos de la ciudad y contra diversos colectivos, "no solo éste".

Además, ha calificado de "muy grave" el "acto de violencia" que se registró el domingo, cuando un grupo de vendedores ambulantes identificó a una agente que estaba fuera de servicio comprando en una farmacia y le increparon y "agredieron entre cuatro personas".

La edil ha relacionado estas actitudes con la citada detención de un vendedor ambulante el pasado sábado, y aunque reconoce que la situación económica de estas personas puede ser delicada, ha advertido de que "no podemos mirar para otro lado" y permitir que se atente contra la actividad intelectual.