El Ayuntamiento de Candelario tiene que readmitir a una trabajadora despedida de modo "improcedente"

CCOO Avisó que este proceder por parte de la alcaldesa de Candelario era intolerable puesto que por decisión "propia despide e indemniza como si fuera una empresa privada"
El pasado mes de agosto, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) denunciaba que a finales de julio el Ayuntamiento de Candelario ha despedido a una trabajadora que venía prestando sus servicios desde hace varios años en las piscinas municipales con la categoría de socorrista, con un contrato de fija-discontinua.

Desde el Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de Salamanca "manifestamos nuestro absoluto rechazo a este despido porqué no podíamos admitir que la Alcaldesa firmase una carta de despido acusando a la trabajadora de no cumplir con su trabajo a la vez que reconocía en la misma la improcedencia del destino".

"Avisábamos que este proceder por parte de la Alcaldesa de Candelario era intolerable puesto que por decisión propia despide e indemniza como si fuera una empresa privada, lo que supone un incumpliendo grave de la legislación laboral en materia de Función Pública en cuanto a despidos disciplinarios, (art. 96.1.b del EBEP) puesto que ni siquiera ha incoado un expediente a la trabajadora por los hechos que la imputan, por lo que las faltas disciplinarias que se le atribuyen no están demostradas ni resueltas como corresponde, por lo que el despido a nuestro entender es nulo", destaca CCOO.

Desde el Sindicato, "nos pusimos en contacto con la Alcaldesa para instarle a que diera marcha atrás, readmitiera a la trabajadora y que actuara conforme marca la legislación vigente en materia de Función Pública, a lo que ésta, haciendo caso omiso a nuestra denuncia sindical, consumó el despido injustificado saltándose a la torera las normas y procedimientos establecidos".

Ante esta respuesta iniciamos un procedimiento administrativo denunciando esta manera de proceder por parte de una Administración Pública. Está reclamación previa a la vía judicial fue tratada en un pleno del Ayuntamiento en el cual reconocieron su error y acordaron “estimar dicha reclamación administrativa en lo relativo de anular el despido emitido contra ella y ordenar se proceda a su readmisión con abono de los salarios dejados de percibir por ella desde la fecha de despido (28/07/2011) hasta el día del cierre de las piscinas municipales”. Denunciar también, que la falta de información de este acuerdo a la interesada, nos ha obligado a interponer una demanda en el juzgado de lo social terminando el asunto con acuerdo entre las partes sin que se celebre el juicio.

CCOO ante los problemas de financiación que están sufriendo las entidades locales "considera que la Alcaldesa ha cometido una grave falta de responsabilidad en la gestión pública al destinar dinero público a subsanar errores que podía haber evitado".