El Ayuntamiento da por aprobado el sobrecoste del parque de Garrido sin dar voto a la oposición

Garrido detail
Ver album

El equipo de Gobierno se limita a enseñar el proyecto, ocho meses después de presentarlo, a la oposicón y luego lo da por aprobado en una nota de prensa. Costará 400.000 euros al municipio cuando iba a ser gratis, pero no habrá opción de oponerse.

Hace meses que los grupos de la oposición venían solicitando al equipo de Gobierno del PP que el nuevo proyecto del parque de Garrido pasara por la comisión informativa correspondiente. Y es que, a pesar de los vaivenes de la obra, sus retrasos, aumento de gasto y presupuesto... el equipo de Fernández Mañueco no había considerado informar a la oposición de lo que estaba ocurriendo con una obra, la del parking y su parque nuevo, que lleva más de un año de retraso. Tenía que haber estado listo en septiembre de 2015. Pero es que el 'nuevo' proyecto fue presentado por el alcalde en febrero de 2016 y ahora, ocho meses después, al fin lo ve la oposicón. Entre medias, muchas cosas han pasado.

 

La resistencia a informar del tema se ha repetido en la comisión de Fomento de estes martes, en la que el equipo de Gobierno se ha limitado a una dación de cuentas, entregando la documentación del proyecto ocho meses después de presentarlo a los medios. Sin embargo, en una nota de prensa emitida desde el Ayuntamiento el PP no ha dudado en dar el proyecto por aprobado. "El Ayuntamiento de Salamanca aprueba las obras para construir el nuevo Parque de Garrido", se titula la nota de prensa. Fuentes consultadas por TRIBUNA han confirmado que no ha habido votación y que difícilmente se podía aprobar así nada en este comisión. La realidad es que el cambio de proyecto viene aprobado por imposición del equipo de Gobierno.

 

La realidad es que el equipo de Gobierno no ha buscado nunca la aprobación de un proyecto con muchas sombras en su ejecución. El motivo es que hace meses que tiene decidido asumir la obra y gastar dinero municipal en un parque que iba a pagar la empresa concesionaria. Una cronología puede ayudar a aclarar algunas circunstancias, que empiezan a complicarse cuando la concesionaria del parking, que se había comprometido a hacer el nuevo parque a coste 'cero', empieza a tener problemas. La obra se retrasa por problemas técnicos y no se venden suficientes plazas de garaje.

 

El golpe de efecto se produce en febrero de este año 2016, cuando en una rueda de prensa sorpresa el alcalde anuncia que se ha cambiado el proyecto original, que pagaba íntegramente la empresa constructora, y ahora le costará 600.000 euros extra al Ayuntamiento; además, se retrasa hasta después de verano, plazo que no va a cumplir. En octubre de 2014 Fernández Mañueco ya presentó un proyecto de parque, valorado entonces en 875.000 euros, y que anunció pagaría íntegro la empresa. El de febrero no sólo es casi idéntico, con mínimas diferencias, sino que dispara su coste a los 1,5 millones.

 

El pasado junio, además, se decidió retirar a la empresa del proyecto y licitar la obra. El resultado, otros cuatro meses más de retraso que llevará la finalización del parque a, por lo menos, a enero de 2017. Además, se da un nuevo presupuesto, el tercero, de un millón de euros: tres cantidades para el mismo parque. Y se decide un nuevo reparto: el Ayuntamiento asume 400.000 euros y la empresa concesionaria otros 600.000 euros.