El Ayuntamiento da el 'ok' definitivo a las ordenanzas de 2014

El equipo de Gobierno desestima las alegaciones presentadas. Se aprueban así con un incremento del 1,7% (IPC) y con el recargo estatal del diez por ciento en el IBI

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado la desestimación de la alegación genérica presentada por el Grupo Municipal Socialista al expediente de modificación de las ordenanzas fiscales para el año 2014.

 

El Grupo Popular, con mayoría absoluta en la corporación, ha rechazado la petición del PSOE durante la celebración de la sesión ordinaria del pleno, en la que se también se han desestimado las alegaciones específicas presentadas para 12 de las ordenanzas.

 

El portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Rodríguez, ha señalado que durante los 30 días de plazo previsto se realizaron 22 alegaciones, una de ellas fuera del tiempo. El resto han sido 15 del Grupo Socialista, cuatro de la Asociación de Empresarios Salmantinos de la Construcción, Obras Públicas y Auxiliares, y un particular.

 

Fernando Rodríguez, en referencia a las propuestas del PSOE, ha lamentado que los socialistas defiendan la “congelación” de las tasas, porque esto supondría menos ingresos y más gastos, al tener el Consistorio que compensar a las empresas concesionarias de servicios, que tienen estipulado en los contratos la subida del IPC, que es lo que “solo” ha subido el Ayuntamiento.

 

El portavoz municipal ha indicado que el Grupo Socialista aboga con las alegaciones por “una ecuación imposible de cuadrar” y que, de aceptarse, pondría en “peligro” servicios municipales que ofrece la Administración a los ciudadanos.

 

Durante el tiempo de intervenciones en la sesión, el viceportavoz de los socialistas, Toribio Plaza, ha insistido en que su grupo “no busca la pérdida de recaudación” sino medidas que quieren “atemperar” la difícil situación económica de las familias, y que esa reducción se vea compensada con menos gasto en otros gastos.

 

En este sentido, Plaza ha puesto como ejemplo que mientras el Ayuntamiento paga a la empresa concesionaria de los autobuses urbanas, esta entidad obtiene un beneficio anual de un millón de euros, que es el diez por ciento de lo facturado. También ha puesto como ejemplo que el Consistorio invirtiese 1,3 millones para la comunicación de la Policía Local y que los agentes, sin embargo, sigan comunicándose por ‘walkie talkies’.

 

En cuanto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el PSOE ha solicitado que se redujese el tipo impositivo para evitar un incremento del pago de los ciudadanos de un diez por ciento del recargo impuesto por el Gobierno de España.

 

En este sentido, Fernando Rodríguez ha incidido en que el Ayuntamiento “cumple la ley” aprobada a nivel estatal y que, con la subida del diez por ciento más el IPC aprobado por el pleno, los ciudadanos pagan de media al año unos 15 euros más dentro del “esfuerzo proporcional” de “todos” para superar las adversidades económicas y financieras.