El Ayuntamiento cumple los objetivos del Plan de Saneamiento

Aprobado por el Pleno de la CorporaciĂłn Municipal el 3 de julio de 2008 y por la ConsejerĂ­a de Hacienda de la Junta de Castilla y LeĂłn el 18 de agosto del mismo aĂąo

El concejal de Hacienda y RĂŠgimen Interior, Fernando RodrĂ­guez, ha manifestado que el Ayuntamiento de Salamanca ha cumplido todos los objetivos del Plan de Saneamiento EconĂłmico Financiero, segĂşn el informe elaborado por el interventor municipal.

RodrĂ­guez ha recordado que los objetivos establecidos eran recuperar el ahorro corriente, retornar al ahorro neto positivo, generar capacidad de financiaciĂłn en los tĂŠrminos de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria asĂ­ como mantener la ratio de endeudamiento por debajo del 110%.

En este sentido el concejal ha destacado que el Ayuntamiento ha logrado un ahorro corriente positivo respecto a los resultados negativos que ofrecĂ­an las cuentas municipales en 2008. De igual manera se ha conseguido un ahorro neto positivo de 7.441.040,01 euros tras el cierre de 2010, muy por encima de los 2.163.563,21 euros negativos en 2008.

En cuanto al objetivo de generar capacidad de financiaciĂłn, RodrĂ­guez ha explicado que se ha logrado pasar de tener una necesidad de financiaciĂłn de 21.653.492,20 a obtener una capacidad de 19.183.398,39 euros en los tĂŠrminos de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria.

Por Ăşltimo, el concejal ha destacado que aunque la ratio de endeudamiento se ha mantenido por debajo del 110%, ĂŠsta podrĂ­a situarse en el 97,32% si, en primer lugar, se excluyera una operaciĂłn de tesorerĂ­a de la FundaciĂłn Salamanca Ciudad de Cultura ya amortizada en su totalidad y, por otro, si el gobierno no hubiera traspasado el problema del dĂŠficit del Estado a las corporaciones locales, lo que ha obligado a que se computen como endeudamiento las liquidaciones negativas de la participaciĂłn del Ayuntamiento en los ingresos del estado correspondientes a 2008. SegĂşn RodrĂ­guez, con esta decisiĂłn, el Gobierno castiga doblemente a las corporaciones locales por sus errores al prever los ingresos del Estado, haciendo devolver el dinero que anticipĂł de mĂĄs y, ademĂĄs, obligando a computarlo como deuda. A todo esto, aĂąadiĂł, hay que sumar el incumplimiento de los compromisos de mejora de la financiaciĂłn local y la subida del IVA, lo que ha supuesto un gasto adicional de 1,5 millones de euros al Ayuntamiento de Salamanca.