El Ayuntamiento confirma una rácana oferta de empleo que CCOO califica de posiblemente ilegal

El concejal de Hacienda y régimen interior, Fernando Rodríguez.

El sindicato mayoritario en Salamanca muestra su disconformidad con una oferta volcada en Policía y Bomberos, y muy escasa en todo caso a pesar de la insistencia del equipo de Gobierno con el superávit y la reducción del déficit.

El Ayuntamiento de Salamanca tiene previsto presentar a los grupos municipales una oferta pública de empleo ya adelantada por TRIBUNA, compuesta por nada más que 14 plazas, una oferta inferior incluso a la de 2015 y que plantea dudas sobre la autenticidad de la mejora de las cuentas municipales que publicita habitualmente el equipo de Gobierno. Porque a pesar de los reiterados anuncios sobre el superávit municipal y la reducción de déficit, la realidad es que la oferta de empleo es rácana. Y según uno de los sindicatos mayoritarios, CCOO, roza la ilegalidad.

 

Según una nota facilitada por el equipo de Gobierno, la comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior del Ayuntamiento de Salamanca estudiará el próximo martes una nueva convocatoria de Oferta de Empleo Público, que se limita a catorce plazas tras la negociación de los sindicatos con Fernando Rodríguez, el concejal de Hacienda. Sobre el papel, es el límite de la tasa de reposición que permite la normativa actual, limitada por las normas de estabilidad impuesta por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de Cristóbal Montoro.

 

Esta norma marca los topes de reposición en función del cumplimiento de los objetivos de déficit y endeudamiento. Según la norma, los ayuntamientos que no cumplen no pueden pasar del 50% en servicios esenciales, y sí llegan al 100% en caso de cumplir a la hora de suplir jubilaciones y bajas en Policía, Bomberos y servicios sociales, y el 50% para el resto. Sin embargo, las cuentas no salen en el caso del Ayuntamiento de Salamanca. Sólo catorce plazas, nueve de ellas entre Policía y Bomberos, cuando se están demandando no menos de veinte para cada uno de los cuerpo y 150 para la plantilla ordinaria, no concuerdan.

 

En concreto, tiene previsto sacar a oposición libre un total de 4 plazas de agente de Policía Local, 5 para Bomberos, 1 de técnico de grado medio para el Organismo Autónomo de Gestión y Recaudación Económica (OAGER), 1 de arquitecto técnico para el Patronato Municipal de Vivienda y Urbanismo, 1 de ingeniero superior de Caminos, Canales y Puertos para Ingeniería Civil, 1 de ingeniero técnico agrícola y 1 de técnico industrial para Medio Ambiente.

 

La duda sobre la legalidad de esta oferta la plantea CCOO, que está valorando ir más allá en sus acciones porque ha votado en contra de este acuerdo porque cree que no es equilibrada y que conforma más a los cuerpos citados que a las necesidades reales de la plantilla. Y va más allá: el sindicato considera que tiene visos de ilegalidad.

 

El motivo, que el Ayuntamiento habría limitado la oferta porque no cumple con los objetivos de la ley de estabilidad, razón por la cual ha constreñido notablemente su oferta un año más, con unas cifras más propias 'de crisis' que de los números que presenta año tras año Alfonso Fernández Mañueco.