El Ayuntamiento ampara la apertura de 50 bares hasta las 7.30 por la Nochevieja Universitaria

Captura de la página oficial de Facebook de la Nochevieja Universitaria en la que anuncia el horario especial.

La empresa organizadora anuncia que el día 11 de diciembre abrirá medio centenar de bares hasta las 07.30 horas, para lo que necesita que el Ayuntamiento de Salamanca avale un permiso excepcional. La decisión choca con las campañas de lucha contra la promoción de la venta de alcohol y las medidas tomadas recientemente contra varios hosteleros.

La empresa organizadora de la Nochevieja Universitaria de Salamanca ha anunciado que 50 bares asociados a la marca podrán abrir hasta las 7.30 horas de la madrugada el próximo jueves, día 11 de diciembre, fecha señalada para el evento. Este límite está varias horas por encima del habitual de cierre previsto para los jueves y solo es posible si el Ayuntamiento de Salamanca presenta una solicitud para que la fecha tenga consideración de excepcional y si la Junta de Castilla y León, competente en materia de horarios, concede el permiso. Una ampliación que propiciará el consumo de alcohol durante esa noche, un comportamiento que choca con las políticas oficiales de evitar la promoción del consumo desmesurado de bebidas alcohólicas.

 

El problema es que nada se sabe de una hipotética petición que, además, desborda con amplitud todos los límites previstos en la normativa de horarios de la Comunidad, aprobada en 2010 por la consejería de Interior y Justicia que entonces dirigía el ahora alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Según el decreto de la normativa, el horario máximo contemplado para mantener abierto un bar en las fechas previstas para la Nochevieja Universitaria (un jueves convencional de diciembre) no va más allá de las 4.30 de la mañana para discotecas y salas especiales, y no pasa de las tres de la madrugada en el caso de pubs y bares con música, la inmensa mayoría de los existentes en Salamanca; solo a partir del día 16 de diciembre está prevista la ampliación de media hora para todos los horarios de cierre. El cierre de los viernes es hasta las 5.30 y 4 de la madrugada, respectivamente.

 

Por este motivo la empresa organizadora tiene que recurrir a un permiso especial para ampliar el horario de cierre. Esta figura está prevista para fiestas locales o eventos especiales o singulares. Según fuentes consultadas por TRIBUNA, la petición la debe hacer el ayuntamiento de la localidad afectada en caso de que considera la ocasión una fiesta de especial interés; la normativa también contempla que lo pueda solicitar la propia empresa organizadora, eso sí, acompañando la solicitud de un informe municipal. Es decir, que el Ayuntamiento de Salamanca debe avalar la celebración del evento si el permiso lo tramita la empresa organizadora o ampararlo tramitando la solicitud desde la propia administración local.

 

En este caso, y según fuentes consultadas, es la empresa la que ha solicitado el permiso especial, con lo que deberá contar con un informe favorable del Ayuntamiento. Y dado que la organización ya ha anunciado oficialmente que abrirá medio centenar de bares hasta las 7.30 de la madrugada, debe contar con el informe necesario, de lo contrario, no podría ampliar el horario de apertura.

 

La aprobación de esta excepción al horario no es todavía oficial, aunque la empresa organizadora sigue con las labores previas a la fecha de la celebración, con lo que cuenta con ella. Además, y fijándose en la tabla de horarios de cierre autorizados, lo que ha pedido desborda entre tres y cuatro horas el horario máximo de apertura de los locales de ocio nocturno, lo que propiciará la estancia prolongada de los asistentes a la fiesta en los locales seleccionados por la organización. 

 

 

PROMOCIÓN DEL CONSUMO DE ALCOHOL

 

El hecho de que el Ayuntamiento de Salamanca ampare o avale la celebración de la Nochevieja Universitaria en toda su dimensión constituye una importante contradicción con las políticas oficiales en las que se pretende controlar la promoción del consumo de alcohol entre los jóvenes. Para ello, el equipo de Gobierno ha puesto en marcha una aparente guerra contra las promociones de 'tres por uno' y otras ofertas especiales de alcohol a precios reducidos como la 'barra libre'. Recientemente se conocieron las sanciones a una veintena de bares por prácticas de este tipo.

 

Esta actitud contrasta con el indispensable respaldo municipal a una celebración como la Nochevieja Universitaria, una iniciativa con una parte solidaria, pero que en su reverso promociona el consumo de alcohol como modelo de ocio para la juventud. Las promociones oficiales de la propia organización, en las que publicita bonos de consumiciones alcohólicas como parte de la celebración posterior en los bares, así lo evidencian. Un modelo que ya ha cosechado el rechazo de instituciones como la Universidad de Salamanca, cuyo rector rechazó que se vinculara que esta celebración empleara el término universitario; y que genera un importante rechazo entre parte del sector hostelero que apuesta por un ocio nocturno de calidad.

Documentos relacionados