El Ayuntamiento alquilará 19 viviendas a familias desfavorecidas con precios entre 50 y 100 euros

Foto: E.P.

A partir de este mes de octubre. Los beneficiarios podrán estar dos años con posibilidad de sumar uno más

El Ayuntamiento de Salamanca pondrá este mes  de octubre a disposición de “las personas más desfavorecidas” 19 viviendas con un alquiler social con precios que oscilarán entre los 50 y los 100 euros.

 

Su objetivo, según han explicado los ediles de Fomento y Familia e Igualdad de Oportunidades, Carlos García Carballo y Cristina Klimowitz, respectivamente, es “respaldar a familias en situaciones de emergencia”.

 

El Ayuntamiento “no sólo proporcionará una vivienda, sino que apoyará a los beneficiarios desde diferentes ámbitos, como empleo o formación, con el objetivo de superar la complicada situación que atraviesan provocada o agravada por el contexto económico actual”.

 

“Será una intervención integral en la que la vivienda no es un fin en si mismo, sino un instrumento para la incorporación social, promoción y autonomía de la personas”, según han apostillado.

 

Este fondo de viviendas municipales con alquiler social está enmarcado en el convenio suscrito recientemente entre el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, para ayudar a los salmantinos “más vulnerables”.

 

En la elaboración del Programa Socioeducativo de Vivienda en Régimen de Alquiler Social, en el que se integra esta iniciativa de alquiler social, han colaborado, además, Cruz Roja y Cáritas.

 

Las viviendas están situadas en las calle Jovellanos (diez), Vaguada de la Palma (dos), Sánchez Rojas (dos), Cuesta de la Independencia (una), La Bañista (una), Maestro Soler (una), Profesor Lucas (una) y Rodasviejas (una). En cuanto a los precios,  oscilarán  entre 50 y 100 euros mensuales, pero, “en ningún caso”, superará el 14 por ciento de los ingresos de la familia.

 

DESTINATARIOS

 

Los concejales han indicado que, como “regla general”, podrán acceder a estas viviendas las personas en riesgo de exclusión social que, “de forma transitoria”, “no puedan acceder a una vivienda digna por sus propios medios, y familias que han sido desalojadas por el impago del crédito hipotecario o en los casos de dación en pago”.

 

Entre los requisitos concretos se encuentran carecer de cualquier recurso de alojamiento; estar empadronado en la ciudad de Salamanca desde hace al menos dos años; y disponer de unos ingresos entre los 426 y 894 euros mensuales (el mínimo se corresponde con la menor cantidad que recibe un perceptor de Renta Garantizada de Ciudadanía o de subsidio de desempleo y el máximo es el límite inferior al establecido para acceder a las ayudas al alquiler ordinarias municipales), una cantidad exigible que depende del número de miembros de la familia.

 

El alquiler de estas viviendas es compatible con otro tipo de ayudas, como las de necesidad destinadas a la compra de alimentos o medicamentos, han añadido los concejales.

 

Los técnicos municipales de los Centros de Acción Social están realizando ya las valoraciones sociales para agilizar la entrega de estas 19 viviendas de alquiler social.

 

El periodo de alquiler social será de dos años con el fin de que las familias “puedan haber mejorado su situación y puedan acceder a un alquiler normalizado con ayudas, si fuera necesario, del Ayuntamiento de Salamanca”. En caso contrario, el alquiler social se puede prorrogar un año más.

 

Por otra parte, el Ayuntamiento tiene previsto que las personas que cumplan estos requisitos y residan actualmente en una vivienda municipal de realojo pasen paulatinamente al sistema de alquiler social.

 

Asimismo, los concejales han recordado que el Ayuntamiento de Salamanca tiene previsto impulsar la construcción de dos promociones con un total de 27 viviendas protegidas en régimen de alquiler.