El Ayuntamiento admite ahora la existencia del 'grupo siete' y que se dedica a informarse de lo que ocurre en la ciudad

Placa identificativa del grupo SIETE en el cuartel de la Policía Local de Salamanca.

Un informe entregado a Ganemos reconoce que el grupo es real, que hace tareas de información y que es heredero de uno anterior. El grupo municipal pide más explicaciones sobre quién tomó la decisión de crear este grupo porque el informe no recoge las resoluciones que le darían cobertura legal.

Primero lo negó por boca del entonces recién nombrado alcalde, pero el equipo de Gobierno no ha tenido más remedio que admitir que sí, que el denominado Grupo SIETE existe y que, además, se dedica a informarse de lo que ocurre en Salamanca. Una función esta que ha despertado los recelos y las dudas del nuevo grupo municipal Ganemos Salamanca. Por este motivo, el grupo solicitó semanas atrás información sobre los fundamentos y actividades de esta especialidad del organigrama de la Policía Local de Salamanca y ahora ya tiene en su poder el informe.

 

Una de las primeras medidas que tomó el grupo de Ganemos Salamanca fue solicitar información sobre este grupo ante las sospechas de que se dedicaba a funciones que no le correspondían y que actuaba sin el debido control independiente, solo bajo el mando del jefe de la Policía que, además, depende directamente del alcalde. Sin embargo, pocas de las incógnitas sobre las que pedían información se han visto esclarecidas por el informe, que llegó al despacho del grupo municipal durante la semana pasada. Según los concejales Gabriel de la Mora y Gabriel Risco, se trata de un documento muy genérico.

 

Lo primero es que, en todo caso, el equipo de Gobierno admite que es real que tiene un grupo dedicado a la información y del que el alcalde Fernández Mañueco negó que existiera. Se explica que es heredero de un grupo preexistente con otro nombre y que tiene atribuídas tareas de información. En su día TRIBUNA ya informó que el grupo está en el organigrama que forma parte del informe que todos los años presenta la Policía, con lo que negar su existencia no tenía sentido. Además, se trata de una brigada de información y está mandada por el jefe del cuerpo. Tiene despacho en la sede, como ilustra la imagen de esta información. Su puesta en marcha se produjo solo tres meses después de la llegada de José Manuel Fernández al cargo de jefe de la Policía Local, que asumió en enero de 2012, ya con Mañueco como alcalde.

 

Sin embargo, poco más se explica en el informe, con lo que permanece una de las dudas que planteó Ganemos: el respaldo legal que una unidad de este tipo tendría dentro de un cuerpo de Policía Local. "Queremos las normas que han aprobado la existencia de este grupo, queremos saber cuáles son los informes jurídicos para justificar este servicio porque en otros ayuntamientos de esta comunidad las alcaldías tienen dos o tres escoltas y aquí existen diez o doce agentes para este servicio, que tampoco sabemos lo que hace", explicó Gabriel de la Mora en su día. Su compañero Gabriel Risco duda ahora también, conocido el informe municipal, de las bases legales para su funcionamiento y denuncia la falta de información sobre quién lo creó.

 

El informe no especifica las resoluciones administrativas que sustentan la creación de esta unidad en la Policía Local de Salamanca y que le dan cobertura legal a la existencia de este grupo y a sus actividades. Ganemos entiende también que las tareas que dice realizar ( 'Análisis, control y archivo de la información sensible relativa a su actividad policial' y 'Colaboración y coordinación con los servicios de información del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil', según la última memoria) no se corresponden con las competencias de un cuerpo local y que se ejercen sin el debido control.