El Ayuntamiento actualiza con hasta cuatro años de retraso los precios de tres parking

Parking de la Plaza del Campillo

La comisión de contratación trata la actualización de precios de los parking de avenida de Portugal, El Campillo y Reyes de España con varios años de demora y fuera de plazo, lo que vale un 'toque' del interventor municipal. La decisión, del jefe de policía.

El Ayuntamiento de Salamanca ha procedido este martes a analizar la actualización de precios de tres de los parking subterráneos de la ciudad, y lo ha hecho con casi cuatro años de retraso en algún caso. La medida, que ha pasado por la comisión de contratación, se ha tomado totalmente fuera de plazo y con un perjuicio a los usuarios que ha sido objeto de un reparo por parte del interventor. Un 'tirón de orejas' que corresponde al jefe de la Policía Local, que es quien firma estas revisiones de precios fuera de plazo.

 

El caso más extremo ha sido el del parking de la avenida de Portugal. Las tarifas llevaban sin actualizarse desde finales de 2012 hasta que este martes, de una tacada, se ha aplicado el IPC correspondiente a las cuatro últimas subidas, desde septiembre de 2012 al que regirá para los precios en 2016; la revisión para el presente año es la única que se ha hecho dentro de plazo.

 

Lo mismo ha ocurrido con las tarifas de los subterráneos de la plaza del Campillo y de la avenida de Reyes Católicos. En ambos casos los precios estaban sin actualizar desde finales de 2014 ya que tenían que haberse aplicado los IPC correspondientes al período de diciembre de 2014 a noviembre de 2015 y de diciembre de 2015 a noviembre de 2016, que es el único que se ha hecho en plazo en los dos casos.

 

El hecho de no haber tramitado las actualizaciones de precios a tiempo ha supuesto un perjuicio para los usuarios. En primer lugar, porque ahora las tarifas repuntan ligeramente al alza tras aplicar los IPC de los últimos años, que en conjunto son positivos; en el de la avenida de Portugal el abono diario pasa de 66,46 euros de su último precio a los 68,17 que se cobrarán ahora, y el bono mensual pasa de 99,70 a 103,91 euros. También se perjudica el Ayuntamiento, que ahora cobrará un canon ligeramente superior por plaza.

 

En el caso de los parking que lleva menos tiempo sin actualizar precios, los usuarios no han visto reflejados hasta ahora los IPC negativos de los dos últimos ejercicios.

 

En la comisión de contratación, PSOE y Ganemos Salamanca han criticado la total falta de planificación y absoluta dejadez con estas cuestiones por parte del Ayuntamiento de Salamanca y, en este caso, del jefe policial. Por este motivo se han abstenido; el dictamen ha salido adelante con el voto a favor de PP y Ciudadanos.