El aumento de sueldos políticos deja al Ayuntamiento sin dinero para cumplir su pacto con los sindicatos

El concejal de régimen interior, Fernando Rodríguez.

El aumento de costes para dar un sueldo más al equipo de Gobierno y más personal eventual a los grupos y las limitaciones presupuestarias complican el incremento de remuneraciones de 500 euros por trabajador pactado por el PP con los sindicatos antes de las elecciones. El concejal responsable evita dar más explicaciones a la oposición.

El PP ha evitado dar muchas explicaciones a la oposición sobre el pacto secreto que firmó antes de las elecciones con los sindicatos y en virtud del cual se comprometió a aportar 500 euros más a las remuneraciones de cada empleado municipal durante 2015. Sin embargo, el equipo de Gobierno es consciente de que tiene complicado cumplir porque ha priorizado otras decisiones: concretamente, por su voluntad de sumar una dedicación exclusiva más y más asesores para los grupos políticos.

 

Fernando Rodríguez ha dado este jueves por primera vez explicaciones a la oposición sobre este pacto alcanzado antes del 24M y que está relacionado con la reclamación que, de manera vehemente, hicieron los sindicatos durante los meses de marzo y abril para recuperar los ingresos por productividad que les retiró el gobierno de Fernández Mañueco tres años atrás a los mil empleados municipales. El acuerdo comprende aportar 300 euros más al plan de pensiones municipal, al que se había dejado de hacer las aportaciones de 100 euros anuales que se hacían; y otros 200 euros más por productividad.

 

Sin embargo, el concejal de Hacienda y régimen interior ha admitido que es difícil que pueda cumplir este pacto con el que tranquilizó las aguas con los sindicatos de los empleados municipales justo antes de las elecciones. El acuerdo está supeditado a la disponibilidad económica y esa es, hoy por hoy, escasa. Uno de los motivos es que el equipo de Gobierno ya ha comprometido hasta 420.000 euros para pagar el aumento de dedicaciones exclusivas y personal eventual de los grupos políticos, lo que le deja sin margen para hacer la aportación al plan de pensiones; y también tiene que contar con las limitaciones legales al aumento de la masa salarial, uno de los obstáculos que esgrimió ante los sindicatos el pasado abril para negarse a sus peticiones de subida de recuperar la productividad.

 

En todo caso, no hay ninguna decisión tomada y, aunque tampoco los grupos de la oposición se han posicionado en este asunto, algunos no verían con buenos ojos tener que asumir un acuerdo utilizado en plena precampaña por el PP, que asumió algo que, en caso de no haber repetido, tendría que haber asumido el nuevo equipo de Gobierno.