El Aula Arqueológica es la mejor manera de acercarse al conocimiento de los restos

Contenido del centro. El edificio, situado al lado del río Águeda, dispone de una gran instalación didáctica sobre el Paleolítica Superior y el Arte Rupestre
Mondrián / D. R.

Para permitir un mejor conocimiento de los restos existentes, en el año 2000 se creó el Aula Arqueológica de Siega Verde en un edificio de nueva construcción, al lado del río Águeda. La iniciativa partió de la Fundación Rei Afonso Henriques, en colaboración con la Junta de Castilla y León, dos años después de que este organismo lo declarara Bien de Interés Cultural. La gestión del centro corresponde a la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, pero está cedida mediante un convenio a la Asociación para el Desarrollo de la comarca de Ciudad Rodrigo (Adecocir).

En este edificio se decidió construir una gran instalación didáctica sobre el Paleolítico Superior y el arte rupestre al aire libre. Para ello se excavó en la propia roca natural, usándola además como pared de fondo del edificio. En la sala central, existen una serie de paneles en los laterales, donde se hace una perfecta recreación del mundo paleolítico: cómo se fabricaban los instrumentos de caza, cómo realizaban los grabados, cuáles fueron las técnicas empleadas en ellos, y cómo eran sus condiciones de vida. Para ello, hay réplicas de algunos de los utensilios que empleaban. Como complemento, en la pared de roca natural de la sala se proyectan imágenes de los propios grabados originales, y existe una pantalla donde se emite una película que recrea fielmente las condiciones de vida del Paleolítico.

El edificio, polivalente, cuenta también con sala de audiovisuales, y un aula adaptada para aquellos que, por movilidad reducida o problemas de visión, no pueden acceder al propio yacimiento. En ese aula adaptada se proyecta un recorrido virtual por el yacimiento, con la información sobre los paneles que se puede ver en los restos originales. Incluso, en la entrada del Aula Arqueológica existe la reproducción de uno de los paneles con una placa en braille que explica el contenido del mismo.

También existe otra aula didáctica donde se pueden desarrollar las actividades plásticas que aparecen en el propio yacimiento: pintura, grabado y modelado, actividades impulsadas por Adecocir. Esta asociación tuvo que acudir al rescate tras el abandono de la gestión, tanto del Aula Arqueológica de Siega Verde, como de la Ruta de las Fortificaciones de Frontera, de la asociación Raya Seca. Gracias a Adecocir, Siega Verde salió del abandono, y se promociona de forma habitual en ferias de turismo, para cumplir el objetivo que se marca Adecocir de tirar de la comarca de Ciudad Rodrigo hacia adelante. Su objetivo es defender los recursos de la zona para que se conozcan fuera y así atraer visitantes, para que tengan una repercusión turística en los pueblos en torno a Siega Verde.

Todos aquellos que quieran visitar tanto el yacimiento prehistórico como el aula arqueológica deben ponerse en contacto con Adecocir. Para permitir la fluidez en el recorrido y evitar la disgregación de los grupos (al haber pasos de escaleras, rocas que salvar), se realizan visitas en grupos de unos 20 miembros. Habitualmente, esta visita guiada recorre cinco de los paneles, pero también existe la posibilidad de recorrer los 14 paneles con grabados accesibles al público si así se solicita.