El Atlético llegará a Liverpool con mínima ventaja aunque mereció más. ATLÉTICO 1-0 LIVERPOOL

Protagonistas. Liderado por José Antonio Reyes y con gol de Forlán, el conjunto rojiblanco llegará a Anfield con buenas sensaciones. comienzo arrollador. El ritmo inicial de los locales sorprendió
EFE / MADRID

Liderado por un impresionante José Antonio Reyes, con un gol del uruguayo Diego Forlán en los primeros minutos y con un encuentro serio, en el que tuvo las mejores ocasiones y apenas sufrió en defensa, el conjunto rojiblanco llegará la próxima semana a Anfield con mejores sensaciones de lo que reflejó el marcador.

No era, quizá, el mejor momento para ambos equipos, sobre todo por las bajas del argentino Kun Agüero, en los locales, y de Fernando Torres, en los visitantes. Menos aún para el Liverpool, tras su largo viaje de dos mil kilómetros hasta Madrid, cubierto entre el martes y el miércoles con trenes, autobuses y un avión.

Y el Atlético, ante el probable cansancio de su rival por ese desplazamiento, imprimió un ritmo altísimo al comienzo del duelo. Una pared inteligente entre el uruguayo Diego Forlán y José Manuel Jurado desarmó a la defensa inglesa, que observó sin capacidad de reacción el centro al área del gaditano y los remates del charrúa, el primero fallido, el segundo a la red.

El partido seguió en poder del equipo rojiblanco, tanto en el marcador como en el juego y así cerró la primera parte el conjunto madrileño, mejor que un decepcionante Liverpool y preparado para encarar con optimismo el segundo tiempo, en el que el equipo británico amagó con reaccionar. Merecía el segundo el equipo rojiblanco, por fútbol y por ambición ante un rival desaparecido, cuya única ocasión en la primera media hora de la segunda mitad había sido un tiro sin peligro desde el centro del campo de Gerrard y que temblaba cada vez que Reyes encaraba a cualquiera de sus defensas. Lo intentó el checo Tomas Ujfalusi, Simao y por centímetros no llegó el tanto que merecieron tanto.