El Atlético de Costa no encuentra límites

Victoria ante Osasuna (2-1) y pleno de triunfos tras seis jornadas.

 




 

 

FICHA TÉCNICA

 

ATLÉTICO: Courtois, Juanfran, Godín, Miranda, Insúa, Tiago, Mario (Gabi, min.46), Arda, Koke (Cristian Rodríguez, min.77), Baptistao (Villa, min.62) y Diego Costa.

 

OSASUNA: Andrés, Marc Bertrán, Arribas, Loties, Damiá, Puñal (Núñez, min.67), Silva, Raoul (Lolo, min.81), Armenteros, Sisi y Oriol Riera (Omwu, min.76).

 

GOLES

   1-0, min.17: Diego Costa.

   2-0, min.24: Diego Costa.

   2-1, min.42: Oriol Riera.

 

ÁRBITRO: Estrada Fernánez (Col. Catalán). Amonestó a Mario (min.42), Juanfran (min.70) y Tiago (min.87) por parte del Atlético; y a Lolo (min.88) por parte de Osasuna.

 

ESTADIO: Vicente Calderón.



 

El Atlético de Madrid mantiene su pleno de triunfos en la Liga BBVA tras superar (2-1) a Osasuna en el Vicente Calderón, en un encuentro correspondiente a la sexta jornada de competición que decantó el brasileño Diego Costa, que atraviesa un brillante estado de forma y marcó dos tantos en la primera mitad.

 

Los rojiblancos aguantan de ese modo el pulso del FC Barcelona, que también este martes sumó su sexta victoria consecutiva, y aguantan en lo más alto de la tabla en un duelo que dominaron y pudieron sentenciar antes de la primera parte pero al que Osasuna se agarró con un gol a balón parado de Oriol Rieta (min.42).

 

Antes Diego Costa demostró su estado de forma. Excepcional en el área e incansable en el trabajo colectivo, el ariete del Atlético necesitó apenas 25 minutos para golpear por dos veces a los navarros, que habían estrellado un balón en el poste con 0-0, y mandarlos a la lona. Un remate al primer toque con la derecha y luego un cabezazo pegado al palo, ambos imposibles para el guardameta de Osasuna, hicieron vibrar al Calderón y elevaron a siete los goles de su cuenta particular en lo que va de Liga BBVA.

 

El Atlético llegó y dispuso de más ocasiones ante un equipo visitante que aguantaba la tormenta acumulando hombres aunque sin sensación de seguridad. El tanto de Oriol Riera a balón parado, para desesperación de Simeone, reanimó a Osasuna de cara a la segunda mitad.

 

Aún con rotaciones en el bando local, el equipo de Javi Gracia no acertó a llevar la iniciativa y sólo arreones esporádicos hicieron soñar con el empate. Fue Arda, en dos ocasiones, el que estuvo a punto de cerrar el partido aunque la falta de acierto se lo impidió.

 

El Atlético acabó durmiendo el partido y Osasuna se quedó pensando en su escaso botín (tres puntos) tras seis jornadas. Diego Costa llegará lanzado al derbi del próximo sábado ante el Real Madrid, justo como un Atlético que galopa sin miedo en este inicio liguero.