El Atlético abre la defensa del segundo puesto ante un irregular Espanyol

Antoine Griezmann

El Atlético de Madrid iniciará este sábado la defensa de su segundo puesto en la Liga BBVA, alcanzado el pasado fin de semana con su victoria en el Benito Villamarín, con un duelo en casa frente al RCD Espanyol (18.15 horas/beIN Sports), un equipo irregular a domicilio que quiere acercarse a puestos europeos.

 

FICHA TÉCNICA.


ATLÉTICO DE MADRID: Oblak, Juanfran, Godín, Giménez, Filipe Luis; Tiago, Koke, Saúl Ñíguez, Carrasco; Griezmann y Fernando Torres.

ESPANYOL: Pau López; Javi López, Álvaro, Roco, Fuentes; Hernán Pérez Cañas, Diop, Víctor Álvarez; Asensio; y Caicedo.

ÁRBITRO: Vicandi Garrido (C.Vasco).

ESTADIO: Vicente Calderón.

HORA: 18.15/beIN Sports.

La derrota del Real Madrid en el Clásico, sumado al triunfo rojiblanco en Sevilla con un gol de Koke (0-1), permitió al Atlético elevarse hasta la segunda plaza a cuatro puntos del liderato, confirmando una temporada más que se siente preparado para inmiscuirse en el duopolio de los dos 'grandes' del fútbol español.


"Cuando llegamos al club teníamos la ilusión de ser un equipo molesto, que cueste y moleste jugar contra el Atlético. En todos estos años lo hemos logrado y hemos sido regulares", se ha congratulado Diego Simeone en la rueda de prensa previa a la decimotercera jornada de la Liga BBVA. Eso sí, añadiendo su mantra del "partido a partido".

Lo cierto es que, tras un comienzo de temporada algo dubitativo, el conjunto rojiblanco se ha entonado en los últimos tiempos y no pierde un partido desde septiembre, cuando el Benfica tomó el Vicente Calderón. Durante este periodo, ha encadenado tres empates y seis victorias, la última ante el Galatasaray (2-0) para confirmar su pase a octavos de la Liga de Campeones por tercera temporada consecutiva.

Antes de buscar el primer puesto de su grupo europeo, para lo cual necesita ganar en el Estadio da Luz, el equipo 'colchonero' quiere mantener la racha en la serie teóricamente asequible ante Espanyol, Reus (Copa del Rey) y Granada. De momento, deberá hacerlo sin Jackson Martínez, que sigue de baja por su lesión de tobillo.

Ante el Espanyol tampoco podrá jugar el sancionado Gabi, por lo que Koke podría volver al centro y Saúl Ñíguez ocupar la vacante dejada por el capitán. Antoine Griezmann, que viene de anotar otro doblete, volverá a ser el referente ofensivo presumiblemente acompañado por Fernando Torres, al que se le resiste el gol centenario con la camiseta rojiblanca desde hace más de dos meses. En defensa, Juanfran podría volver a la titularidad tras superar su lesión muscular y ser suplente ante el Galatasaray.

ASENSIO Y CAICEDO AMENAZAN LA BUENA RACHA DEL ATLÉTICO

Por su parte, el Espanyol llega como décimo clasificado, a cuatro puntos de los puestos europeos y seis por encima del descenso, por lo que su objetivo es mirar hacia arriba con un buen resultado en el Vicente Calderón, un estadio donde ha perdido en sus cuatro últimas visitas, las tres últimas sin lograr anotar ni un gol.

El equipo 'perico' está mostrando dos caras bastante diferentes, una que le permitió imponerse al Valencia o conquistar Anoeta, y otra mucho peor que le llevó a caer goleado en Riazor o Vallecas, por lo que mejorar su rendimiento a domicilio es vital para elevar sus objetivos.

"Nos falta creérnoslo un poco más. Siempre que jugamos contra un gran rival tienes que dar un poco más y que ellos no tengan un buen día. Ojalá consigamos las dos cosas", ha deseado antes de viajar a la capital española Sergio González, quien todavía no ha logrado batir a Atlético, Real Madrid ni Barcelona desde que ocupa el cargo. De hecho, el equipo blanco logró en Cornellá una de las goleades más sonadas del curso (0-6).

El técnico deberá recomponer su esquema ante la importancia de un jugador "imprescindible", en palabras del propio entrenador, como Víctor Sánchez, sancionado por acumulación de amonestaciones. Además, tampoco dispondrá del lesionado Salva Sevilla, pero sí podrá contar con el talento de Marco Asensio, la mejor noticia del equipo en este arranque de curso, y el olfato goleador de Felipe Caicedo.