El atleta Javier Capitán anuncia su abandono de la competición oficial

Desde el año 2006 estaba vinculado a la Federación de Castilla y León con una estrecha relación a Salamanca
"La decisión la tenía tomada desde marzo del año pasado y no hay vuelta atrás". Estas palabras corresponden al atleta Javier Capitán, quien ha anunciado su retirada del mundo del atletismo, deporte al que ha dedicado dos décadas de su vida.

"Seguiré poniéndome dorsales… y quizá dentro de unos meses me entre 'el mono' que experimentamos de vez en cuando los retirados y haga alguna carrera con mayor esmero, o me refugie como muchos otros en el atletismo veterano", señala en una carta de despedida.

También explica algunos motivos de su retirada: "Tras el verano, cuando los deportistas de nuestra federación tenemos que renovar las fichas, expliqué mi nueva perspectiva a la gente de mi Cajacírculo Incesa Aranda, que aún así me animaron a seguir teniendo ficha… creo que pensaban que acabaría volviendo a competir, aunque fuera menos". "... claro que sí, lo que me falta es tiempo y ganas para entrenar duro, pero no para competir, aunque he tratado se ser equilibrado y olvidarme de ir a competiciones que me exijan. El objetivo cuando ahora me pongo un dorsal es apretar lo que yo quiera ese día y no mis rivales o los cronos y de momento, me muevo en los 10 km en ruta en torno a los 34 minutos y tan contento", reconoce.

Además, confiesa que uno de sus grandes motivos de "mi autoexclusión del atletismo competitivo es, sin duda alguna, el nacimiento de mi segundo hijo Darío el pasado enero, lo que unido a las atenciones del otro 'peque' de la casa, Nicolás, de tres años y medio, mi mujer y la profesión periodística, hacen que la balanza se decante claramente por mi planteamiento actual", señala.

No obstante, Javier Capitán seguirá ligado al mundo del atletismo, ya que dirige la revista 'Zona Run&Race' y comentar para Teledeporte las carreras de cross.

Por último, destaca: "Desde 2006 defendí a la Federación de Castilla y León, al comprarme mi casa en Salamanca, la tierra de mis padres y a la que tanto me gusta ir, pese a que el día a día me lo impida de momento. Con esta federación y la delegación salmantina viví momentos deportivos muy buenos, con un título de campeón de España de Montaña, una plata, y dos medallas internacionales con la Selección Española en los Europeos de Montaña, la plata de 2008 y el bronce de 2010. Todos estos años defendí con orgullo la camiseta castellano leonesa en el evento más importante para mí, el campeonato de España de cross absoluto, y con resultados correctos disfruté de dos podios por comunidades, que creo que podrían haber sido más por el potencial de mis compañeros".