El ático del director del área de Fomento de la Diputación, acristalado de manera ilegal

La vivienda del funcionario apartado por su presunta implicación en la adjudicación irregular de contratos incurre en una flagrante infracción. El cierre de la terraza de su ático es ilegal y no puede haber obtenido la licencia obligatoria. Es una actuación multada por el Ayuntamiento en muchos casos.

El que fuera director del área de Fomento de la Diputación de Salamanca, y ahora en el centro del escándalo de la supuesta trama para la concesión irregular de contratos de obras, incurre en una flagrante ilegalidad en su vivienda. Según ha podido saber TRIBUNA, la vivienda, un ático, tiene cerrada parte de la superficie que se considera azotea, lo que va en contra de la normativa. De hecho, y según las fuentes consultadas, se trata de una actuación que no podría ser objeto siquiera de licencia urbanística.

 

Llama especialmente la atención que Manuel Borrego y su esposa, Esther Fernández de Alegría, hayan incurrido en esta irregularidad dado su desempeño laboral. En su puesto de director del área de Fomento en la Diputación, Manuel Borrego debe tener nociones de construcción y urbanismo; y su esposa es adjunta al jefe de servicio en el área tributaria del OAGER, el organismo autónomo de gestión y recaudación, que vela entre otras cosas del cumplimiento de las ordenanzas municipales, como las que se pagan para hacer obtener la licencia de obras en una vivienda.

 

Según los datos del registro de la propiedad, Manuel Borrego, actualmente apartado de sus funciones, comparte con su mujer la propiedad de una vivienda en la calle Pozo Amarillo, 27. Esta vivienda es un ático que, como se aprecia en las imágenes que acompañan a esta información, tiene su superficie parcialmente acristalada con una estructura de carpintería de aluminio. Según la normativa, esa modificación no es legal y no podría haber contado siquiera con licencia de obra ni autorización para hacerla. Concretamente, el PGOU establece que en la planta ático de un edificio la superficie ocupada por la edificación se destinará a azotea, no pudiendo ser objeto de acritalamiento, ni incorporar elementos estructurales o decorativos.

 

Esta actuación constituye un aumento irregular de la superficie computable amparada por la licencia de construcción original del edificio, por lo que es ilegal. En caso de haber sido detectada por la autoridad, debe ser denunciado para evacuar el correspondiente informe; lo normal es que acabe en un expediente para la restauración de la legalidad urbanística, es decir, que se obligue al propietario a devolver la construcción a su estado original; y a un expediente sancionador. Lo habitual es que la denuncia corra a cargo de la Policía Local en una primera inspección visual.

 

Precisamente el Ayuntamiento de Salamanca se ha destacado como un importante perseguidor de este tipo de actuaciones y multa habitualmente a propietarios por cerrar terrazas o áticos. El exdirector de área de Fomento, Manuel Borrego, está en el ojo del huracán por su presunta implicación en la adjudicación irregular de contratos de obra; su trayectoria está  vinculado al actual alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, ya que accedió a la Diputación siendo este presidente de la institución provincial; Mañueco ha reconocido su amistad personal con este funcionario.