El astronauta Scott Kelly se retira tras pasar un año en el espacio

Scott Kelly

El astronauta Scott Kelly, el primer estadounidense en pasar un año en el espacio, ha anunciado que finalizará su carrera profesional el próximo 1 de abril.

Desde 1996 el investigador de la NASA ha ido participando en diversas misiones espaciales, visitando en hasta cuatro ocasiones la Estación Espacial Internacional (ISS). La última de ellas estuvo 340 días, convirtiéndose en el hombre de su país que más tiempo había permanecido en órbita.

Es precisamente esta última misión la que no le permitirá descansar del todo tras su 'jubilación'. Y es que, Kelly tendrá que seguir participando en la investigación, proporcionando muestras médicas periódicas que deberán comparase con las de su hermano gemelo, Mark Kelly. Con este experimento, la agencia espacial estadounidense pretende estudiar las consecuencias de la ausencia de gravedad en el cuerpo humano en viajes que supongan largos periodos de tiempo. De momento, se sabe que Kelly ha crecido cinco centímetros de altura debido a su estancia en la ISS.

"Esta misión año en el espacio era un profundo desafío para todos los involucrados, y me dio una perspectiva única y una gran cantidad de tiempo para reflexionar sobre lo que debía ser mi siguiente paso", ha apuntado el astronauta durante una conferencia de prensa.

"Me siento muy honrado y excitado por la nueva oportunidad que supondrá para mí apoyar y compartir el increíble trabajo que la NASA está haciendo para ayudarnos a viajar más lejos en el Sistema Solar y el trabajo con la próxima generación de líderes en ciencia y tecnología", ha indicado el experto, que regresó a la Tierra la semana pasada.

DESEA QUE SU RÉCORD SEA BATIDO PRONTO

La misión de un año en el espacio está destinada a los futuros viajes tripulados a Marte, que suponen unos ocho meses de ida. Por eso, Kelly ha indicado que está "deseando" que su registro récord de permanencia en órbita "sea superado".

Por su parte, el director del operaciones del Centro Espacial Johnson de la NASA, Brian Kelly, ha señalado que las contribuciones del astronauta a la NASA "son demasiadas para nombrarlas". "En su primer año en la Estación Espacial, participó en experimentos que tendrán efectos de largo alcance, que nos ayuda a allanar el camino de poner a los seres humanos en Marte y beneficiando a la vida en la Tierra", ha declarado.

Del mismo modo, ha indicado que "su pasión por este trabajo ha ayudado a dar a cientos de miles de personas una mejor comprensión de lo que hace la NASA, gracias en parte a las numerosas fotos y actualizaciones que compartió desde el espacio".