El asesino de la mujer de Vitoria la golpeó con una maceta y la descuartizó con una sierra

Sierra

Trasladó los restos en una maleta hasta las inmediaciones del puente de Abetxuko para lanzarla al río Zadorra.

El asesino confeso de una mujer de 60 años en Vitoria ha relatado a la Ertzaintza que la golpeó con una maceta y la descuartizó con una sierra, para, posteriormente, meter los restos del cadáver en una maleta y trasladarla al puente de Abetxuko con el fin de lanzarla al río Zadorra.


Según ha informado el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, buceadores de la Ertzaintza han localizado, poco después de las once de esta mañana, diversos restos humanos en la orilla del río Zadorra, en la zona donde se buscaba el cuerpo de una mujer, a la que un varón ha afirmado que había asesinado el pasado miércoles, 15 de junio, en un domicilio de la capital alavesa, descuartizándola después para arrojarla a las aguas del río.

Poco antes de las ocho de la tarde de este lunes, la Ertzaintza recibió una llamada ciudadana que informaba de la posible comisión de un homicidio en una vivienda de la capital alavesa.

De inmediato, una patrulla se dirigió al domicilio, en el casco antiguo. Tras contactar con el inquilino del inmueble, un varón de 43 años de edad, éste reconoció los hechos. Según ha explicado, el asesinato se habría producido la noche del miércoles de la pasada semana en el propio inmueble.

La víctima, una mujer de 60 años de edad, era una conocida del presunto homicida que, al parecer, acudía ocasionalmente a la vivienda.

Según el testimonio del presunto homicida, tras golpearla con una maceta, ocasionándola la muerte, habría decidido descuartizar el cuerpo, cortándolo con una sierra, para deshacerse después de los restos arrojándolos al río Zadorra.

EN VARIOS VIAJES

Para ello, hizo sucesivos viajes durante el jueves y el sábado. El traslado, hasta las inmediaciones del puente de Abetxuko, lo habría realizado en una maleta, que, finalmente, también habría lanzado al agua. También se habría deshecho de la documentación de la víctima, arrojándola por una alcantarilla.

Los investigadores de la Ertzaintza observaron en la vivienda en la que supuestamente habrían sucedido los hechos, diversos restos biológicos que se encuentran en estos momentos a falta de los análisis correspondientes.

El presunto autor del crimen fue detenido hacia las once y media de la noche de este lunes y trasladado a dependencias de la Ertzaintza, donde se encuentra, en estos momentos, a la espera de su puesta a disposición judicial.

Mientras tanto, continúa la recogida de evidencias en el domicilio y, desde primera hora de la mañana de este martes, se realizan labores de búsqueda en el río Zadorra por parte de buceadores de la Ertzaintza.

 

Noticias relacionadas