El artista Rafael Cid expone su Salamanca imaginada en el Palacio de Garcigrande

Fotos: CAH

La muestra está dividida en dos partes, una con estampas procesionales imaginadas por el autor y otra con muestra distintos aspectos del urbanismos de la ciudad tal y como él hubiera querido que fueran

- Exposición abierta hasta el 3 de abril.

 

- De martes a sábado, de 19,30 a 21,30 h.

 

- Domingos y festivos, de 12,00 a 14,00 h.

La Sala de Garcigrande, en la Plaza de los Bandos, acoge desde hoy la exposición ‘Pasión Ciudad. Memorar’ del artista Rafael Cid, en la que se muestra una selección de obras sobre el urbanismo salmantino -Acera- y la Semana Santa local -Cirios-, todo ello en dibujos que reflejan momentos y escenas imaginadas o planteadas por el autor.

 

La exposición está dividida en dos partes. Por un lado, ‘Acera’ muestra el patrimonio urbanístico salmantino, “utopías sobre la ciudad, que reivindican cosas, proyectos sobre Salamanca” que han quedado en el “cuaderno de campo” de Rafael Cid a lo largo de su vida.

 

Su intención, explica Cid, es “poner en valor los elementos urbanísticos de Salamanca y contar mis planteamientos sobre algunos de ellos”. Así, durante la presentación de la muestra habló, por ejemplo, de que el proyecto del actual Hospital Clínico fue en su día “un error urbanístico, que debería haberse pensado hacia Tejares, fuera del campus Unamuno”; también citó el derribo del antiguo depósito del Rollo, “una de mis batallas perdidas”; y comentó que él hubiera ubicado la estatua de Nebrija en la Plaza de Anaya, en lugar de junto a las facultades de Ciencias. Igualmente, destacó su planteamiento del Puente Felipe VI, que él concebía como una alternativa para eliminar al tráfico del Enrique Estevan, lo cual finalmente no se ha producido. Por eso, exigió que se “limite cuanto antes la carga de circulación que soporta dicho puente, porque está herido en su estructura pese a que haya quedado muy bien pintado”.

 

 

La segunda parte de la exposición ‘Cirios’ está dedicada a la Semana Santa, formada por 17 metacrilatos en los que se representan estampas procesionales resultado del encargo recibido para ilustrar un libro sobre las procesiones salmantinas. En ellas, ubica las procesiones en distintos lugares de la ciudad, imaginando cómo sería entonces el marco urbano por el que transcurría.

 

Rafael Cid asegura que todo lo que expresa en esta muestra nace de sus recuerdos y su imaginación, aunque ahora está renovándose y "comenzando a pintar in situ".

 

 

 

La exposición estará abierta hasta el 3 de abril de 2016, de martes a sábado, de 19,30 a 21,30 horas, y los domingos y festivos, de 12,00 a 14,00 horas.