El artista Ausín Sáinz denunciará al Ayuntamiento de Salamanca por vulnerar su derecho a la libertad de expresión

El pasado mes de febrero, el consitorio salmantino retiró la exposición de este artista al considerar que ésta contenía "imágenes inadecuadas para el público que acude diariamente a este espacio".

El artista Ausín Sáinz ha tomado la determinación de presentar una denuncia en los juzgados contra el ayuntamiento de Salamanca al considerar que éste ha vulnerado su derecho a la libertad de expresión. Este acto tendrá lugar este miércoles 2 de abril a las 11.15 horas en los juzgados de Salamanca, momentos en el que el artista presentará ests documento.

 

"Creo que es lo que debo hacer y por eso he tomado esta determinación; no sé qué decisión tomará finalmente la Justicia pero espero que pueda volver a colocar mi exposición en el mismo sitio; ese es mi objetivo y por el que presento esta denuncia", acalara el propio artista en declaraciones a TRIBUNA.

 

No hay que olvidar la polémica surgida cuando el pasado mes de febrero, al Ayuntamiento de Salamanca decidió revocar la cesión de uso para una exposición programada en el centro Julián Sánchez “el Charro” por haber ocultado el artista el contenido de las obras.

 

"Se da la circunstancia de que en dicha exposición, titulada 'No apto para todos los públicos' aparecen imágenes que han sido consideradas por el Ayuntamiento como no aptas con Rajoy, Bárcenas, la Infanta Cristina o animales humanizados, entre otros, como protagonistas", destacaba el ayuntamiento.

 

La revocación de la autorización para esta exposición ha sido propuesta por el técnico responsable del centro municipal al que, previamente, el artista no le había mostrado el contenido de determinadas obras expuestas.

 

RESPUESTA DEL ARTISTA

 

En esos momentos, la respuesta de la víctima de esta decisión no se hizo esperar. Entonces, Sáinz declaró: "La censura de mi exposición, de mi obra muestra una falta de cultura totla por parte del Ayuntamiento, que no entiende qué significan las cosas. Aún no entiendo los motivos de esta actuación ni la forma", aseguró el autor burgalés afincado en Salamanca desde hace muchos años.

 

Nadie le dio una explicación sobre los motivos de esta actuación que se saldó con la presencia de dos efectivos de la Policía Local, "porque yo me negaba a desmontar mi exposición, como es lógico porque no entendía nada. Llegó la autoridad, me sacaron a la calle con mis obras colocadas en un cartón, empezó a llover... todo fue un desastre y un trato que no merezco", recuerda el artista, quien reconoce que parecía "un criminal".