El arreglo de la piscina de Garrido dobla su coste previsto en seis meses: de 640.000 a 1,3 millones

Ganemos y PSOE exigen responsabilidades políticas por la deficiente gestión de las piscinas. Los dos grupos ponen de manifiesto el desastre de las piscinas: en septiembre el arreglo de Garrido iba a costar 640.000 euros y ahora son 1,3 millones.

El equipo de Gobierno del PP ha aprobado en solitario dotar con otros 1,3 millones de euros las obras para arreglar las piscinas de Garrido, una vez que el resto de grupos se ha abstenido. El motivo, que en la misma modificación de crédito iban numerosas cuestiones y, entre medias, esta importante partida y otra para pagar parte de la sentencia en contra del Ayuntamiento por el parking de Los Bandos. Sin embargo, ha habido muchas críticas a la actuación municipal en el caso de las piscinas: Ganemos ha pedido responsabilidades políticas y económicas y el PSOE ha lamentado la deficiente gestión y que no se haya reclamado nada todavía.

 

“Estos dos gastos nos vuelven a mostrar  de la forma más dura la incompetencia del equipo de Gobierno”, ha dicho el concejal de Ganemos, Gabriel Risco. Hay que gastar este dinero en las piscinas “por la dejación e incompetencia del equipo de Gobierno que no vigiló a la empresa Eulen” y por eso hay que invertir 1,3 millones. “¿Cómo es posible que si hace un año todos los informes decían que estaban en perfectas condiciones para su cesión ahora haya que hacer esta inversión?”.

 

En septiembre hacían falta 640.000 euros y seis meses después han pasado a costar más del doble, “¿y quién lo paga? Los de siempre”, ha asegurado Risco. “¿Nadie tiene la responsabilidad política de estos despropósitos? No puede perpeturarse la gestión pública en detrimento de los intereses d elos ciudadanos y exigimos las responsabilidades políticas y económica”, ha comentado.

 

El portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, ha criticado que el un mismo expediente vayan cuestiones tan diversas como el presupuesto para arreglos de una iglesia o un remanente de tesorería, junto con los gastos de la piscina de Garrido o la reserva de crédito para el primer pago de la sentencia contraria al Ayuntamiento por la sentencia del parking de Los Bandos.

 

 

BATIBURRILLO DE PARTIDAS

 

“Se han mezclado diversos asuntos para intenar camuflarlos” ha comentado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, que ha calificado de batiburrillo mezclar partidas y que ha anunciado la abstención socialista. “En el caso de las piscinas nos encontramos por una culpa ‘in vigilando’ del equipo de Gobierno, y en el caso de las de Garrido tuvieron que ser cerradas en enero por deficiencias”, ha dicho. Mateos ha exigido que se ponga en marcha de una vez por todas que se ponga en marcha la reclamación a la anterior concesionaria por las labores que no hizo. “Hubo una gestión deficiente por parte de los concejales de deportes y contratación”, ha dicho.

 

Mateos ha recordado la “contumacia del anterior alcalde” y la tardanza del actual para renunciar al parking de Los Bandos y ha recordado que Julián Lanzarote estará “por ahí, más a gusto que los que estamos aquí arreglando lo que hizo”.

 

El portavoz del PP, Fernando Rodríguez, ha defendido que era necesario habilitar crédito para poder licitar la obra de mejora de la piscina de Garrido. El concejal ha dicho que la obra no es incompatible con la oportuna reclamación que se haga a la anterior empresa concesionaria, de hecho, considera que para poder hacer la reclamación es necesario que se hayan adjudicado las obras de la piscina porque sólo entonces se va a conocer el coste real de las obras que el Ayuntamiento va a asumir.